Teherán rechaza todos los aspectos del último informe de la AIEA referidos a sus intenciones militares

El representante de Irán ante la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), Ali Asghar Soltaniyeh, ha rechazado parcialmente el último informe de la organización para la supervisión nuclear de Naciones Unidas, en particular los aspectos que se refieren a la posibilidad de que Teherán pueda estar empleando su programa nuclear con intenciones militares.

En este sentido, Soltanieh recalcó «por vigesimosexta vez» que la AIEA «ha aprobado la naturaleza pacífica del programa nuclear iraní» y destacó que el mero hecho de que el informe de la AIEA haya sido dividido por primera vez en dos partes, a petición de Irán y el Movimiento de Países no Alineados, «supone un salto adelante».

Esto es así porque la primera parte del informe se refiere exclusivamente a los compromisos adoptados por la República Islámica como país firmante del Tratado de No Proliferación, un acuerdo que «Irán ha respetado en su totalidad como miembro responsable de la comunidad internacional».

Soltaniyeh, no obstante, rechazó completamente la segunda parte del informe, que lamenta la falta de cooperación de las autoriades iraníes a la hora de despejar las preocupaciones de la AIEA sobre la posible actividad iraní con la finalidad de lograr un misil nuclear, unas acusaciones que Teherán ha negado constantemente y que el representante iraní achacó en esta ocasión a «alegaciones carentes de base, procedentes en su mayor parte del racista régimen israelí».

«La segunda sección habla de las exigencias referidas a las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas», explicó Soltaniyeh sobre las sanciones que recogen estas resoluciones contra las presuntas intenciones bélicas del programa nuclear de Irán. «En este caso, hemos demostrado que (las resoluciones) son legalmente inválidas bajo el Derecho Internacional, y por lo tanto, no aplicables», sentenció.

El representante iraní concluyó sus declaraciones, recogidas por la agencia oficial IRNA, con un mensaje al actual director de la AIEA, el japonés Yukiya Amano, de quien espera «que tome pasos más serios para reflejar de manera apropiada las actividades nucleares iraníes» y a quien pidió que «deje de insistir en las demandas ilógicas del Consejo de Seguridad de la ONU».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído