La ONU insta a las autoridades libias a detener los «ataques indiscriminados contra civiles»

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha instado a las autoridades libias a detener los «ataques indiscriminados contra civiles» y a cesar en el «uso desproporcionado de la fuerza», atendiendo a su «responsabilidad» de proteger a la población, según recoge un comunicado divulgado este lunes por la organización internacional.

El surcoreano está «profundamente preocupado» por los enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales y los rebeldes en el este y el oeste del país, «que se están cobrando un gran número de vidas y amenazan con provocar una carnicería mayor en los próximos días». «Los civiles se están llevando lo peor», ha apuntado.

En este contexto, el líder de Naciones Unidas ha hablado por teléfono con el ministro de Exteriores libio, Musa Kusa, para recordarle la «responsabilidad» de su Gobierno de «proteger a la población y atender sus legítimas aspiraciones de vivir con dignidad y en paz».

En un segundo plano, Ban ha puesto de relieve el «creciente problema humanitario» que vive el país, en referencia a las miles de personas que se agolpan en las fronteras con Túnez y Egipto para huir de la violencia. Así, ha designado al ex canciller jordano Abdelilá al Jatib como enviado especial a Libia para que se reúna urgentemente con las autoridades en Trípoli y resuelva esta cuestión.

Por su parte, la Oficina de Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios (COHA) ha denunciado las dificultades de acceso del personal humanitario a las zonas azotadas por los combates entre las fuerzas gubernamentales y los rebeldes.

«Las organizaciones humanitarias necesitan acceder ya a estos sitios. Hay gente herida que requiere atención urgente. Así que insto a las autoridades a facilitar sin demora el acceso de estos trabajadores para salvar vidas», ha indicado la secretaria general para Asuntos Humanitarios y Emergencias, Valerie Amos.

La funcionaria también ha recordado a las autoridades libias que la libertad de tránsito es un derecho fundamental, ya que algunas de las personas que han intentado salir del país por la frontera con Túnez han denunciado cierta intimidación, desde que las fuerzas del mandatario libio, Muamar Gadafi, recuperaron el control de este paso. La cifra diaria de salidas ha pasado de miles a cientos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Irene Perezagua

Ejecutiva de cuentas en Interprofit. Fue redactora de Periodista Digital entre 2011 y 2013

Lo más leído