Ashton pide reformas al régimen sirio

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, ha reconocido este jueves su «profunda preocupación» por la escala de violencia y el número de muertes en protestas que se han desatado en la ciudad sureña de Deraa para pedir apertura política al régimen y ha instado al régimen de Damasco a impulsar reformas políticas y socioeconómicas en respuesta a las movilizaciones.

«Estoy profundamente preocupada por el aumento de personas asesinadas y manifestantes detenidos en la ciudad sureña de Deraa. El uso de la munición real y la fuerza excesiva contra manifestantes pacíficos debe cesar inmediatamente y ser condenada firmemente», ha subrayado la jefa de la diplomacia europea.

Ashton ha instado a las autoridades sirias a respetar el derecho de manifestación pacífica y a no recurrir al uso de la fuerza para sofocar las manifestaciones y ha pedido la liberación «inmediatamente» de todas las personas detenidas en el marco de las protestas de los últimos días.

Al menos 44 civiles han muerto desde que el pasado viernes comenzaron en Deraa las manifestaciones a favor de una mayor libertad política y contra la corrupción.

Hasta ahora, el presidente, Bashar al Assad, ha ignorado las demandas de los ciudadanos. En Siria gobierna el Partido Baaz desde el golpe de Estado de 1963. La jefa de la diplomacia europea también ha instado al Gobierno de Damasco a cumplir las aspiraciones «legítimas» del pueblo.

«El liderazgo en Siria debe atender las preocupaciones y las aspiraciones del pueblo que pide reformas políticas y socioeconómicas, el final del estado de emergencia y la liberación de todos los presos políticos y defensores de los Derechos Humanos», ha concluido Ashton.

El Assad se ha comprometido a estudiar el levantamiento del estado de emergencia y a elaborar una nueva ley de partidos y una nueva ley de prensa en el marco de una serie de reformas anunciadas este jueves por su consejera de prensa, Bouthaina Shaaban.

También está dispuesto a enmendar la ley que regula las regiones fronterizas, lo que afecta a la región de Hauran, donde se encuentra Deraa, ciudad muy próxima a la frontera con Jordania, con el objetivo de «facilitar la vida de la población y acabar con sus quejas». Igualmente, se impulsará el sistema judicial y se adoptarán «decisiones rápidas en relación con las demandas de los ciudadanos».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído