Las autoridades sirias solo informan de ataques a sus fuerzas de seguridad

Al menos ocho personas han muerto este viernes en la localidad siria de Izraa, cercana a Deraa (sur), después de que un «grupo armado» atacase a un grupo de militares, según han informado fuentes oficiales citadas por la agencia de noticias SANA.

Las autoridades han declarado que los asaltantes llegaron en «coches y motos» desde la zona norte de la localidad y atacaron a las fuerzas sirias «con rocas y armas de fuego».

«El personal militar respondió a los atacantes y devolvió los disparos, lo que provocó la huída del grupo». No obstante, hombres con la cara cubierta a bordo de un vehículo siguieron disparando contra los efectivos sirios, lo que derivó en enfrentamientos que causaron ocho muertos y 28 heridos, «tanto del grupo como del personal militar», según SANA.

Por otra parte, otros grupos atacaron con cuchillos, palos y bidones de gasolina un puesto de control entre las localidades de Al Maleha y Al Hirak. Fueron reprimidos por el Ejército, que «disparó tiros al aire» gracias a los cuales los hombres huyeron sin que se produjesen heridos.

La agencia también informa del fallecimiento de dos policías y otros once agentes heridos en dos ataques ocurridos en la zona de Moadamieh, en Damasco, y en la zona de Bab Amr, en Homs. Al igual que los anteriores, las autoridades identifican a los autores de estas muertes como «grupos armados».

El balance oficial contempla también un ataque contra bomberos en la capital, en concreto en la zona de Juber. Los bomberos sufrieron lanzamientos de piedras y disparos que causaron heridas graves a varios de ellos, que tuvieron que ser trasladados al hospital.

SILENCIO SOBRE MANIFESTACIONES

La agencia de noticias, en su edición digital, no hace mención alguna a los opositores fallecidos este viernes supuestamente a manos de las fuerzas de seguridad.

Sin embargo, al menos 70 manifestantes han fallecido en Siria en el marco de una nueva jornada de movilizaciones convocadas por la oposición al régimen de Bashar al Assad, según un balance de la organización siria pro Derechos Humanos Sawasiah.

Un portavoz de la organización, fundada por el abogado detenido Mohannad al Hassani, ha explicado a Reuters que los fallecimientos se han producido en el distrito de Barzeh, localizado en Damasco, y los suburbios de Zamalka, Harasta, Douma, Muadamiya, Qaboun y Hajar al Asswad, así como en las localidades de Hama, Latakia, Homs e Izra’a.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído