El Gobierno egipcio defiende la actuación del Consejo Supremo durante el periodo de transición

El Gobierno egipcio ha defendido este miércoles la actuación del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas durante el periodo de transición de las crecientes acusaciones sobre sus errores y sus decisiones unilaterales, según ha informado el diario egipcio ‘Al Masry al Youm’.

El primer ministro, Essam Sharaf, ha afirmado que «las fuerzas armadas están intentando transferir el poder a una administración civil electa». «Las fuerzas armadas están protegiendo el actual proceso de transición», ha agregado.

«Egipto está sufriendo diversos desarrollos políticos que tienen como objetivo lograr más democracia, transparencia y mejorar la calidad de vida», ha apuntado. En este sentido, el Gobierno está trabajando para realizar reformas estructurales para aumentar las oportunidades de trabajo, especialmente para aquellas personas con menores ingresos.

Sin embargo, varios grupos pro Derechos Humanos y activistas han acusado al Consejo Supremo de secuestrar el periodo de transición y tomar decisiones unilaterales sin consultar a las fuerzas políticas.

El Gobierno ha enfadado a la oposición cuando el viceprimer ministro para Asuntos Políticos, Alí al Semly, entregó a los partidos un documento sobre los principios constitucionales en el que se otorga al Ejército un estatus especial.

Además, varios analistas han dicho que Sharaf no tiene ningún poder y que es el Consejo Supremo el que manda desde la sombra. En estos momentos, el Gobierno no puede aprobar ninguna ley sin la aprobación del Consejo Supremo, que está siendo acusado de continuar con las políticas del ex presidente Hosni Mubarak.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído