Arabia Saudí ve «inevitable» la dimisión de Al Assad

Advierte de que la opción militar contra Irán sería un acto «imprudente» que podría tener consecuencias catastróficas

WASHINGTON, 16 (Reuters/EP)

El príncipe saudí Turki al Faisal, ex enviado del país árabe a Washington, ha afirmado este martes que la negativa del presidente sirio, Bashar al Assad, a detener la violencia contra su pueblo hace que su salida del poder sea «inevitable».

Al Faisal ha asegurado que Al Assad ha dejado clara su posición al no cumplir con los compromisos que adquirió con la iniciativa de la Liga Arabe para detener el derramamiento de sangre y comenzar un diálogo político.

«Inevitablemente, creo, la falta de respuesta del señor Assad a todos los esfuerzos hechos para poner fin a los combates en Siria significan que ha decidido no aceptarlos. En este contexto, habrá una mayor oposición popular contra él, y muertos todos los días. Creo que es inevitable que tenga que abandonar el poder de una manera u otra», ha apuntado el príncipe saudí.

Al Faisal ha asegurado que la Liga Arabe dio a Al Assad «una última oportunidad» para cumplir con su propuesta y ahora se espera que se tomen más pasos, citando Libia como precedente. En este sentido, ha puntualizado que Arabia Saudí y sus aliados del Golfo llevaron a Libia ante la organización panárabe en marzo «y presionaron para que se tomara una decisión para llevar el problema al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y tomar una resolución que permitiera la intervención en el país».

«No puedo decir si la Liga Arabe va a seguir ese camino (en Siria), pero es una opción y ha sido puesta en práctica por la organización», ha agregado.

La Liga Arabe suspendió de sus funciones como miembro a Siria el sábado, pero no pidió la salida del poder de Al Assad ni propuso una intervención internacional para resolver la crisis. Los ministros de Exteriores de los países árabes se reunirán hoy en Marruecos para considerar nuevas medidas.

VERSION DE DAMASCO

Sin embargo, el Gobierno sirio ha asegurado que las peticiones de la Liga Arabe se están cumpliendo y ha anunciado este martes la liberación de 1.180 personas detenidas durante las revueltas de los últimos meses y que no habían cometido delitos de sangre, según ha confirmado la agencia de noticias oficial SANA. Esta liberación se une a la del 6 de noviembre, cuando amnistió a 553 detenidos durante las protestas.

La liberación de los arrestados era una de las principales demandas esgrimidas por los manifestantes y también una de las cláusulas incluidas en el acuerdo suscrito por la Liga Arabe y el Gobierno sirio para emprender un proceso de diálogo y el fin de la represión.

Asimismo, el embajador sirio ante la Liga Arabe, Yusef Ahmad, aseguró durante la reunión ministerial en la que se decidió la salida del país de la organización que Damasco está comprometido a aplicar la iniciativa de paz propuesta por la Liga pese los «intentos por parte de los grupos terroristas armados» por impedirlo.

En esta línea, defendió que los grupos armados que están operando en el país deben entregar las armas, cesar todos los actos de violencia, acatar el plan de la Liga Arabe y aceptar un diálogo nacional, y arremetió, como en otras ocasiones, contra los medios internacionales y la «instigación» exterior, en concreto por parte de Estados Unidos y Francia.

Ahmad defendió las medidas adoptadas por el Gobierno sirio para aplicar el plan de paz, como la retirada de unidades del Ejército de las ciudades y las zonas urbanas y su sustitución por miembros de las fuerzas de seguridad, pese a que los «grupos terroristas siguen empleando armamento pesado introducido de contrabando desde países vecinos».

Por último, recalcó que el Gobierno sirio dará todas las facilidades y garantías a la delegación de la Liga Arabe que, según reveló ayer, visitará próximamente el país, dándole plena libertad de movimientos y garantizando su seguridad.

DESACONSEJA ATACAR IRAN

Por otra parte, Al Faisal ha advertido que un ataque militar contra Irán para detener su programa nuclear podría tener consecuencias catastróficas y fortalecer la determinación de Teherán para conseguir armamento atómico. «Un acto de este tipo sería imprudente y llevarlo a cabo sería trágico», ha agregado.

«En todo caso, lograría que Irán tuviera una mayor determinación para producir una bomba atómica. Elevaría el apoyo al Gobierno entre la población y no pondría fin al programa. Como mucho lo retrasaría», ha manifestado Al Faisal.

Las tensiones sobre las ambiciones nucleares del país persa se han incrementado este mes a raíz de la publicación del último informe de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), en el que se afirma que Teherán habría intentado diseñar una bomba atómica y podría continuar con las investigaciones en secreto.

«Un ataque contra Irán tendría consecuencias catastróficas», ha dicho, citando los costes humanos y el hecho de que «la respuesta de Irán sería a nivel global». «Incluiría muchos intereses estadounidenses y de otros países en el mundo (…) pueden hacer daño en muchos lugares», ha apuntado.

Arabia Saudí ha mantenido su preocupación sobre el programa nuclear iraní y las «injerencias» de Teherán en otros países de la región, incluyendo un supuesto complot para asesinar al embajador saudí en Estados Unidos, Adel al Jubeir.

Por último, Al Faisal ha recalcado que, pese a que su país no respalda la opción militar, continuará presionando públicamente a Irán. «Apoyamos firmemente el endurecimiento de las sanciones, la diplomacia exigente y la acción concertada a través de Naciones Unidas», ha apostillado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído