Varias ONG denuncian que Israel negó la hospitalización a Shalabi tras ser trasladada a un centro médico

Varias ONG han denunciado este martes que Israel negó la hospitalización a la presa palestina Hana Shalabi –quien lleva 34 días en huelga de hambre en protesta por su detención sin cargos por parte de Israel– tras ser transferida en la tarde de este lunes a un hospital a causa del deterioro de su estado de salud.

A través de un comunicado conjunto, la organización de defensa de los derechos de los presos palestinos Addameer, Médicos por los Derechos Humanos-Israel (PHR-Israel), y Al Haq, han indicado que «a día de hoy, el Servicio de Prisiones de Israel (IPS) se niega a transferir a Shalabi al hospital, a pesar de los informes urgentes presentados por su doctor a favor de su traslado inmediato a un hospital».

Shalabi fue transferida al hospital civil Meir, en Kfar Saba (norte de Israel), pero, por razones desconocidas, no se admitió su ingreso en el hospital y fue transferida de vuelta al centro médico del IPS en el hospital de la prisión de Ramleh.

Las tres organizaciones han expresado su «grave preocupación» por la salud de Shalabi, «quien está en riesgo inmediato de muerte», según ha informado la agencia oficial de noticias palestina, WAFA.

Shalabi, natural de la localidad cisjordana de Burqin, fue detenida sin cargos el 16 de febrero por soldados israelíes y ese mismo día inició su huelga de hambre. A través de su abogado, la mujer ha asegurado que no teme morir y que seguirá adelante con su protesta.

La detenida había sido liberada el pasado mes de octubre en el marco del acuerdo de intercambio de prisioneros alcanzado por Hamás con Israel por el soldado israelí Gilad Shalit. Shalabi había pasado 25 meses bajo detención administrativa, procedimiento que permite a Israel mantener recluidos a palestinos sin presentar cargos durante periodos de seis meses prorrogables indefinidamente.

Además, Shalabi, miembro de Yihad Islámica, ha denunciado abusos durante su detención y su abogado pidió al tribunal la comparecencia del militar a cargo de su arresto y del soldado que la desnudó para registrarla, pero su petición ha sido denegada.

PHR-Israel y la organización de defensa de los derechos de los presos palestinos Addameer mostraron su gran preocupación por la salud de Shalabi y han llamado a la comunidad nacional e internacional para que tomen «medidas inmediatas» e «intervengan para conseguir la liberación de Shalabi y para poner fin al uso por parte de Israel de la detención administrativa».

DECLARACIONES DE SHALABI

El abogado de Shalabi, Jawad Bulus, ha trasladado este mismo martes unas declaraciones hechas por la presa en las que ha señalado que «es cierto que la vida es valiosa, pero la libertad es aún más valiosa y poderosa que sus celdas».

Bulus ha indicado que Shalabi se encuentra en la misma habitación del centro de Ramleh en la que estuvo el preso palestino Jader Adnan, quien mantuvo una huelga de hambre de 66 días en protesta contra su detención administrativa.

Shalabi ha perdido alrededor de 16 kilogramos desde que comenzó su huelga de hambre, ha apostillado Bulus, según ha informado la agencia de noticias palestina Maan.

Por su parte, el juez militar del Tribunal de Apelaciones de Israel que estudia el caso de Shalabi ha pospuesto este martes su decisión sobre la detención administrativa de la presa tras una reunión con sus abogados y la fiscalía militar.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Irene Ramirez

Irene Ramirez. Responsable de campañas en Grand Step. Fue redactora de Periodista Digital entre 2012 y 2013.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído