La ANP pedirá a la ONU que acabe con la detención administrativa israelí

La ANP pedirá a la ONU que acabe con la detención administrativa israelí
. EFE/Archivo

La Autoridad Nacional Palestina (ANP) pedirá a la ONU que fuerce a Israel a poner fin a las denominadas «detenciones administrativas», instrumento que el Ejército judío utiliza en los territorios ocupados y que le permite arrestar indefinidamente sin imputación de delito alguno.

Así lo reveló el ministro de Prisioneros palestino, Isa Qaraqe, quien señaló que la ANP pondrá en marcha una campaña internacional para convencer a los países que respalden una petición a este respecto en el próximo encuentro de Naciones Unidas.

«Esta peligrosa política israelí ha convertido a los prisioneros palestinos en rehenes de los servicios de seguridad israelíes vulnerando la legislación internacional de derechos humanos», señaló Qaraqe, citado por la agencia de noticias independiente palestina Maan.

Las recientes y prolongadas huelgas de hambre de varios presos palestinos en esa situación han despertado las críticas a esta figura legal, que permite retener por periodos renovables de seis meses a los palestinos sin informarles a ellos ni a sus abogados de qué se les acusa y sin mostrarles las pruebas que existen contra ellos.

En esa situación se encuentran unos 300 palestinos, entre ellos la prisionera Hana Shalabi, que cumplió este martes 41 días en una huelga de hambre que ha causado un grave deterioro a su salud, según fuentes oficiales palestinas y ONG.

Según Maan, también están en huelga sin alimentarse en protesta por la detención sin cargos Murad Malaisha, desde hace 28 días, Adib Abu Husein, desde hace 25, Murad Fashafsha, 24 días, y Mohamed At Tajm, 15 días, y Zaer Daraghma, 13 días.

Shahar Francis, directora de la ONG palestina de defensa de los derechos de los presos Adamir, explicó a Efe que en la actualidad hay más de 300 palestinos en detención administrativa, varios de los cuales llevan en esa situación desde hace más de tres años.

A finales del año pasado, el preso Jader Adnan, ex portavoz de la Yihad Islámica en detención administrativa, inició la protesta contra su arresto con una huelga de hambre que tuvo repercusión mediática internacional.

Se prolongó durante 66 días hasta que alcanzó un pacto con la Fiscalía militar que le garantizó que saldría de prisión el próximo abril.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Irene Ramirez

Irene Ramirez. Responsable de campañas en Grand Step. Fue redactora de Periodista Digital entre 2012 y 2013.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído