La ONU enviará un equipo a Siria para allanar el camino a observadores

NUEVA YORK, 30 (Reuters/EP)

El Departamento de Operaciones de Paz de Naciones Unidas enviará pronto un equipo a Siria para allanar el camino de cara al posible envío de una misión de observación para supervisar una eventual declaración de alto el fuego, según han informado este jueves diplomáticos occidentales.

Una de las fuentes ha aseverado que el equipo de Naciones Unidas llegará a Damasco en los próximos días, mientras que otra ha explicado que todavía no hay una fecha decidida. Por su parte, el Departamento de Operaciones de Pacificación guarda silencio.

La misión de observación estaría formada por entre 200 y 250 efectivos que tomaría prestados de otras misiones de la ONU en Oriente Próximo y Africa, como la Fuerza de Observación de la Retirada (UNDOF), que supervisa el alto el fuego entre Israel y Siria en los Altos del Golán, y la Fuerza Provisional en Líbano (FINUL).

Las fuentes han advertido de que el plan para una misión de observación está todavía en una fase temprana y que ni siquiera se sabe con certeza si Naciones Unidas llegará a desplegarla. «Estamos muy lejos de la posibilidad de mantener la paz», ha dicho uno de los diplomáticos.

Así, han explicado que hay muchas cuestiones sin resolver, entre ellas cómo garantizar la implementación de la propuesta de seis puntos realizada por el enviado de la ONU y la Liga Arabe a Siria, Kofi Annan, cómo participarían las fuerzas de seguridad locales –implicadas en la represión– y cómo convertir el alto el fuego en una transición política.

Además, han apuntado que el envío de una misión de observación a Siria requeriría la aprobación del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, donde Rusia y China ya han vetado dos resoluciones de condena a la violencia ejercida por el Gobierno de Bashar al Assad sobre la población civil.

A este respecto, un diplomático del Consejo de Seguridad ha indicado que para que Rusia y China apoyen la propuesta, Siria debe estar de acuerdo con ella. Si bien, Al Assad ha expresado este jueves su respaldo al plan de Annan para alcanzar una solución pacífica al conflicto.

Desde que comenzaron las protestas antigubernamentales, en marzo de 2011, Naciones Unidas calcula que unas 9.000 personas han muerto en Siria a causa del conflicto. El Ejecutivo, por su parte, atribuye la muerte de 3.000 miembros de las fuerzas de seguridad a los grupos terroristas que supuestamente operan en el país.

(EUROPA PRESS INTERNACIONAL)

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído