Erdogan acusa a Siria de violar la frontera turca al disparar a refugiados

Erdogan acusa a Siria de violar la frontera turca al disparar a refugiados

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan al iniciar su visita oficial de cuatro días a Pekín, China. EFE

EFE/Archivo

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, ha calificado como una «violación» de la frontera común al ataque de tropas sirias contra refugiados en Turquía y ha amenazado hoy con responder con las «medidas adecuadas».

«Es una clara y nítida violación de nuestras fronteras», afirmó Erdogan en una rueda de prensa en Pekín, donde se halla de viaje oficial, en declaraciones recogidas por la cadena CNNTürk.

«Violaron la frontera y nosotros tomaremos todas las medidas que nos permita el derecho internacional para poner las cosas en su lugar», alertó el primer ministro, según la emisora NTV.

Es la primera reacción oficial contundente de Turquía contra el incidente ocurrido en la mañana del lunes, cuando un grupo de sirios intentaron ponerse a salvo en Turquía, perseguidos por tropas leales al régimen de Bachar al Asad, que libraban intensos combates con los guerrilleros del Ejército Sirio Libro (ESL) en la zona fronteriza.

Según datos oficiales de Turquía, varias «balas perdidas» hirieron a dos ciudadanos turcos y a cuatro sirios en el campo de refugiados de Öncüpinar, situado a pocos centenares de metros de la frontera, en la provincia turca de Kilis.

Diversos testigos consultados por Efe coincidieron al asegurar que los soldados tirotearon de forma intensa e intencionada hacia el campamento.

Los activistas sirios aseguraron que dos refugiados fallecieron tras ser alcanzados por balas sirias, un dato no recogido por los medios turcos.

Cargos intermedios del Ministerio de Exteriores turco ya condenaron ayer el «ataque a refugiados en el momento de cruzar la frontera», con una queja formal a la embajada siria de Ankara.

Pero Erdogan aseguró ahora que Turquía adoptará «todo tipo de medidas, desde la más adecuada hasta la más diferente», añadiendo que con «diferente» se refería a aquello que no se quería pensar.

Esta última declaración es interpretada por los medios como una alusión a una eventual invasión del país vecino.

«Sería el régimen sirio el que nos fuerza a hacerlo: Siria debe dar pasos para no forzarnos a ello», concluyó el jefe del Gobierno turco.

Respecto al plan de paz de Kofi Annan, enviado especial para Siria de Naciones Unidas y la Liga Árabe, que hoy visitará los campos de refugiados sirios en Hatay (Turquía), Erdogan aseguró que tras un inicial optimismo, la opinión pública se convence ahora de que dicha visión ya no es válida.

«Se lo dijimos a Annan. Ahora se ve que (el presidente siria, Bachar al Asad) no cumple sus promesas y no creo que suceda ya nada (positivo). La mentalidad (de Asad) es mover los tanques y la artillería de un lugar a otro», dijo Erdogan en Pekín, según recoge la agencia semipública Anadolu.

El primer ministro turco añadió que la ONU tiene la responsabilidad principal de atender a Siria y diseñar un nuevo paquete de medidas.

«No creo que Siria encontraría ahora el mismo apoyo que antes en la ONU», evaluó Erdogan, en alusión a los anteriores vetos de Rusia y China a las resoluciones contra el régimen de Asad defendidas por los demás miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído