Kofi Annan pide que se ponga fin a la violencia y se garantice la seguridad de los civiles

Dos atentados suicidas causan más de 55 muertos y 372 heridos en Damasco

Se trata de las acciones terroristas más mortíferas en la capital Siria desde que comenzó la revuelta contra el régimen

Dos atentados suicidas causan más de 55 muertos y 372 heridos en Damasco
Dos atentados perpetrados en Damasco, capital de Siria. EFE

Al menos 55 personas han muerto y 372 han resultado heridas como consecuencia de dos atentados suicidas con coche bomba perpetrados el jueves 10 de mayo de 2012 en un distrito del sur de Damasco, según ha informado el Ministerio del Interior sirio en un comunicado transmitido por la televisión estatal.

Uno de los atentados, que se produjeron en hora punta, fue perpetrado en un distrito en el que se encuentra la Sección Palestina de la Inteligencia Militar, uno de los órganos más temidos de la Policía Secreta y que ha estado directamente implicada en la represión de las protestas que, desde hace catorce meses, se han extendido en todo el país contra el régimen de Bashar al Assad.

Según declararon varios testigos a Reuters, las dos explosiones se produjeron casi simultáneamente poco antes de las ocho de la mañana (una hora menos en España). Se trata de los atentados más mortíferos registrados en la capital desde que comenzó la revuelta armada contra el régimen.

El enviado especial de Naciones Unidas y de la Liga Árabe para Siria, Kofi Annan, ha condenado los dos atentados y ha pedido a «todas las partes» que pongan fin a la violencia y garanticen la seguridad de los civiles.

«Estos actos aborrecibles son inaceptables y la violencia debe acabar en Siria», ha afirmado Annan en un comunicado. «Cualquier acción que sirva para incrementar la tensión y elevar el nivel violencia solo puede ser contraproducente para los intereses de todas las partes», ha agregado.

El mediador, que está intentando mantener vivo su plan de paz para Siria, ha pedido tanto al Gobierno de Bashar al Assad como a los rebeldes que respeten el alto el fuego acordado el 12 de abril de 2012, porque «el pueblo sirio ya ha sufrido demasiado».

Por su parte, el jefe de la misión de observadores de la ONU, el general Robert Mood, ha advertido de que los dos atentados son «otro ejemplo» del «sufrimiento causado por la violencia al pueblo sirio» y ha pedido desde el lugar de los hechos a «todo el mundo, de dentro y fuera de Siria, que ayude a poner fin a esta violencia».

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído