Tortugas y huesos para dirigir una nación

Entre el enigma de la leyenda y los documentos de la Historia: La dinastía Shang

Qin Shi Huang, es el nombre del famoso primer emperador de China, perteneciente a los guerreros de Xi´an. No obstante, antes de que esta figura se abriera paso dentro de la Historia de la humanidad ,entre la neblina de los acontecimientos pasados, existen tres dinastías cuya existencia bascula entre la leyenda y el testimonio arqueológico; Xia, Shang y Zhou.

En la dinastía Shang (c. 1500 a. C.), con un marcado carácter religioso, llegando a ser considerada una verdadera teocracia, los propios gobernantes eran considerados sacerdotes supremos. Una cultura en la que el chamanismo y los oráculos eran un elemento más de la política  y en la que los sacerdotes-oraculares sólo se situaban por detrás de su líder, el monarca.

¿Cuál es la importancia de estos oráculos? Eran los encargados de guiar los pasos de la política de la nación mediante consultas que se inscribían en caparazones de tortugas, huesos y otros elementos similares con la intención de hacer llegar esas cuestiones a fuerzas de la naturaleza, a los dioses o incluso a sus antepasados. Estas figuras, los ancestros, han llegado a impregnar relevantes facetas de las ideas confucianas, mohistas, taoístas.

Si quieres conocer más acerca de esta misteriosa dinastía oriental Pincha Aquí

Más sobre Historia en Qué Aprendemos Hoy

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído