Informe de la ONU sobre las atrocidades que comete la 'policía moral' en Siria

El Estado Islámico castiga a los fumadores con latigazos y amputaciones

"Privan a unas 600.000 personas en el norte de los envíos de alimento y ayuda médica"

El Estado Islámico castiga a los fumadores con latigazos y amputaciones
ISIS AFP

Una dentista de Deir al-Zor fue decapitada por tratar a pacientes de ambos sexos

El informe de la ONU ahora presentado es estremecedor. Las atrocidades que comete el Estado Islámico en Siria desde el pasado mes de septiembre son inimaginables, y van desde los latigazos a las decapitaciones por los motivos más nimios.

Según se hace eco ‘Infobae‘, los expertos denuncian además que privan a unas 600.000 personas en el norte de los envíos de alimento y ayuda médica, y reforzando su interpretación radical de la ley islámica a través de su «policía moral».

«Estos uniformados de la sharia (ley islámica) ordenan latigazos y amputaciones por delitos como fumar cigarrillos o robo, y una dentista en Deir al-Zor fue decapitada por tratar a pacientes de ambos sexos. Los niños son presionados para reportar sobre sus padres, las mujeres lapidadas por contacto no aprobado con hombres y los cristianos, kurdos y otras minorías obligados a convertirse al Islam o pagar un impuesto».

Los investigadores de la ONU, además, reiteraron que los comandantes del grupo extremista Estado Islámico son culpables de crímenes de guerra llevados a cabo en una «escala masiva» en el noreste de Siria, donde los combatientes sembraron el terror con decapitaciones, lapidaciones y ejecuciones.

El informe se ha elaborado en base a más de 300 entrevistas con testigos y víctimas, e insta a las potencias mundiales a llevar a los comandantes ante la Corte Penal Internacional (CPI) por crímenes
de guerra y crímenes contra la humanidad.

«Al llevar a cabo asesinatos masivos de combatientes capturados y civiles tras asaltos militares, los miembros de Estado Islámico han cometido atroces violaciones de la ley humanitaria y el crimen de guerra de asesinato en escala masiva».

Paulo Pinheiro, que encabezó el panel de la ONU, dijo en una conferencia de prensa que sus conclusiones se suman a una lista secreta de sospechosos de crímenes de guerra de todos los bandos de la guerra civil en Siria, en la que han muerto unas 200.000 personas desde marzo del 2011.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído