"AFRONTAR UNA TRAGEDIA ASÍ ME DEJA SIN PALABRAS"

La madre del periodista japonés decapitado: «Mi hijo ha muerto y mi corazón está roto»

Las autoridades japoneses consideran "auténtica" la grabación del asesinato de Kenji Goto

La madre de Kenji Goto está destrozada. Las imágenes de su hijo siendo decapitado en las últimas horas por el matarife de turno, han sido confirmadas como «auténticas» por la autoridades de Japón.

«Kenji ha muerto y mi corazón está roto. Afrontar una tragedia así me deja sin palabras»,

aseguró a la prensa tras las atrocidad del estado Islámico.

«Esperaba que Kenji pudiera volver a casa. Esperaba que volviera y que agradeciera a todos por su rescate, pero eso ya es imposible y estoy muy decepcionado»,

dijo en otra entrevista el hermano de la víctima, Junichi Goto, quien se manifestó admirado por la «valentía» de Kenji, trabajador de prensa independiente.

LA GRABACIÓN

Kenji Goto, de 47 años, fue asesinado a manos del terrorista británico Jihadi John. En el vídeo que fue difundido por los yihadistas, el verdugo se dirige en inglés a la cámara en un discurso en el que critica a Japón por participar en la coalición contra el ISIS y en el que dice que a partir de ahora comienza «la pesadilla» para el país.

Hace 11 días, coincidiendo con un viaje de Abe a Oriente Próximo, el ISIS envió un primer video en el que demandó a Tokio que pagara 200 millones de dólares a cambio de no asesinar a Goto, capturado en octubre, y a otro ciudadano japonés, Haruna Yukawa, que fue ejecutado el sábado pasado.

Tras el asesinato de Yukawa, el ISIS declaró que ya no quería el dinero, pero exigió a cambio la liberación de la terrorista Sayida al Rishawi, condenada a muerte en Jordania, para liberar a Goto. Los yihadistas también mantienen secuestrado al piloto jordano Muaz Kasasbeh, a quien también amenazaron con matar.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído