El progenitor: "Siempre ha sido muy religioso y ha odiado Occidente"

Los padres del verdugo del EI, histéricos al verlo en un vídeo decapitando: «¡Es nuestro hijo!»

Admiten que reconocieron su voz al ver la grabación de la ejecución del periodista James Foley

Los padres de Mohammed Emwazi, el verdugo más conocido como ‘el yihadista John’, se hacen los sorprendidos, aunque se lo veían venir.

Admiten ahora que reconocieron su voz al ver el vídeo de la decapitación del periodista James Foley. La última vez que supieron de él fue en 2013.

Según da cuenta ‘Infobae’, la madre reconoció que su primogénito es el verdugo del Estado Islámico tras ver las crueles grabaciones de las decapitaciones. A ella, Ghaneya Emwazi, de 47 años, le da pavor admitir que su hijo mayor, de 26, sea ese terrorista que ha terminado con la vida de decenas de personas sólo para lanzar amenazantes mensajes contra Occidente.

INTERROGADOS

Tanto ella como su esposo, Jasem, fueron interrogados en las últimas horas ayer por la policía de Kuwait, después de trascender la identidad del yihadista.

Ambos dijeron a las autoridades que la última vez que habían tenido noticias de su hijo fue en 2013, cuando llamó desde Turquía para contarles que viajaría a Siria para realizar supuestamente tareas humanitarias. 

Los padres del terrorista señalaron, además, que al escuchar el video de la decapitación del periodista estadounidense James Foley, la primera difundida por ISIS, la voz de «John» les había parecido similar a la de Mohammed. La grabación fue lanzada en internet por los extremistas en agosto pasado.

«Él amenazaba a los Estados Unidos. Decía que iba a matar. Mi mujer estaba en shock. Estaba frenética y comenzó a gritar: ‘Ese es mi hijo'», contó Jasem Emwazi. «Estábamos mirando el video, teníamos miedo de verlo. Cuando nos animamos, vimos que era Mohammed. Quedamos muy angustiados. Mi hijo siempre ha sido muy religioso y ha odiado Occidente», agregó.

El padre de «John» vive en Kuwait, aunque se le ha negado la ciudadanía. Trabajaba como policía allí cuando nació Mohammed, hasta que fue cuestionado por su fidelidad al régimen de Saddam Hussein, que invadió el golfo Pérsico, ya que su familia era originaria de Irak. En 1993, Emwazi y su familia se mudaron a Londres, aunque más adelante regresaron a Kuwait.

Pero los motivos de su radicalización todavía no son claros. Al llegar a Gran Bretaña, cuando tenía seis años, «John» parecía abrazar la vida británica, como jugar al fútbol en las calles del oeste de Londres, mientras demostraba su fanatismo por el Manchester United.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído