Xate Shingali, cantante de origen yazadí, ha creado una unidad de mujeres

«Ellos nos violan, nosotras les matamos»: La brigada femenina que lucha contra los decapitadores del Estado Islámico

A la decidida jefa del grupo «Sun Girls» la motivó la violación y muerte de sus familiares

"Ellos nos violan, nosotras les matamos": La brigada femenina que lucha contra los decapitadores del Estado Islámico
Mujeres yazidíes en armas contra los fanáticos islámicos. YZ

El 'piadoso' líder del Ejército Islámico usaba a la cooperante americana como esclava sexual antes de matarla

La brigada «Sun Girls» fue creada por la cantante yazadí Xate Shingali, y tiene entre sus filas a 123 mujeres de edades comprendidas entre los 17 y 30 años, unidas todas ellas por sus ganas de venganza.

Todas las militantes de este grupo son de origen yazadí y están dispuestas a arriesgarlo todo, incluso su vida, en la lucha contra el Estado Islámico, que ha matado y violado a miles de mujeres de su misma comunidad (La nefanda lista de precios de esclavas sexuales del Estado Islámico: 150 € la niña, 40 la viuda…).

Ellas saben que si son capturas por el enemigo serán asesinadas o tomadas como esclavas sexuales de los extremistas, pero están preparadas para ello. Incluso la mas joven, de 17 años, confiesa:

«Si me matan, lo que les diré es que soy yazadí».

El Estado Islámico (EI) ha secuestrado a miles de mujeres yazadíes, algunas de ellas niñas, cuando tomaron en 2014 los pueblos de la provincia de Sinjar, en el norte de Irak, donde vivían (El Estado Islámico llama «ovejas» a sus esclavas sexuales: «Deberían estar agradecidas por ser violadas»).

Algunas de ellas lograron escapar de sus captores y han contado el inimaginable horror que sufrieron en manos de miembros del EI, que las esclavizó sexualmente o las obligaron a casarse («Cualquiera de esas esclavas sexuales o domésticas de los muyahidines del Daesh podría ser hija nuestra»).

«Mi padre estaba tan feliz cuando le dije que me había unido la brigada… Antes estaba asustada, ahora no. Cuando me digan que vaya a luchar contra el EI, estaré preparada».

«Los musulmanes que se unen al Estado Islámico nos han traicionado… no son humanos. Estamos aquí para defender nuestra tierra», explicó Adiba Sido, de 24 años, y comandante de las «Sun girls» (El ‘piadoso’ líder del Ejército Islámico usaba a la cooperante americana como esclava sexual antes de matarla).

Antes de ser atacadas por el Estado Islámico muchas de estas mujeres soñaban con ser profesoras, pero ahora todo ha cambiado y prefieren ser soldados.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído