Las autoridades egipcias descartan el atentado

Un avión ruso con 224 personas a bordo se estrella en el desierto del Sinaí

El aparato, que está totalmente destruido, se dirigía repelto de turistas desde la localidad de Sharm el Sheij a San Petersburgo

Un avión ruso con 224 personas a bordo se estrella en el desierto del Sinaí
La flecha roja marca el lugar del Desierto del Sinaí donde se ha estrellado el avión ruso repleto de turistas. PD

No hay indicaciones de que el aparato haya sido derribado

Un avión de pasajeros ruso con 224 personas a bordo se ha estrellado este sábado 31 de octubre de 2015 en la península egipcia del Sinaí, informó el primer ministro egipcio, Sherif Ismail.

El Ministerio egipcio de Aviación Civil señaló que aviones militares han localizado los restos del aparato al sur de la localidad de Al Arish, adonde se dirigen 45 ambulancias.

El avión, un Airbus A-321, está completamente destrozado y lo más probable es que hayan muerto la mayoría de pasajeros, indicó a Reuters una fuente de la seguridad egipcia en el lugar del hallazgo.

No hay indicaciones de que el aparato haya sido derribado, informaron fuentes de la seguridad egipcia sobre una zona con presencia de milicianos islamistas y del Estado Islámico.

El avión cayó en un área montañosa y el mal tiempo ha dificultado a los equipos de rescate la llegada al lugar. Los supervivientes y los cadáveres serán trasladados a la capital, El Cairo.

El Ministerio de Aviación de Egipto señaló que el avión estaba operado por la aerolínea rusa Kogalymavia. Había salido de Sharm El Sheij -el destino favorito en Egipto de los turistas rusos- a las 5:51 hora local (03:51 GMT) con destino el aeropuerto Púlkovo de la segunda ciudad rusa, San Petersburgo, donde debía aterrizar poco después del mediodía. Una fuente destacada de la aviación rusa indicó a la agencia RIA que tenía a bordo 200 pasajeros adultos, 17 niños y siete miembros de la tripulación.

El Ministerio egipcio de Aviación Civil precisó que el avión se desplazaba a una altitud de 31.000 pies cuando desapareció de las pantallas de los radares. Sergei Lzvolsky, de Rosaviatsia, la agencia estatal de aviación rusa, afirmó por su parte que el aparato no hizo contacto, como estaba previsto, con los controladores aéreos en Chipre y «desde entonces el avión no ha hecho contacto y no ha aparecido en los radares».

El primer ministro egipcio ha formado un comité de crisis para lidiar con el accidente, señala un comunicado de su oficina.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído