Las tropas sirias de Asad, apoyadas por Rusia, avanzan hacia Raqqa

Los decapitadores del Estado Islámico declaran el estado de emergencia en su capital y se alistan para el ‘sacrificio’

Los decapitadores del Estado Islámico declaran el estado de emergencia en Raqqa, su capital y se alistan para el ‘sacrificio‘.

A medida que las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) y las tropas lewales a Asadestán avanzando hacia la capital de facto del EI en Siria, los yihadistas han empezado a «reposicionar puestos de combate y milicianos» porque consideran que «algo se les viene encima», declaró recientemente el coronel Steve Warren, portavoz de la coalición internacional.

El mando militar estadounidense corroboró que Raqqa «está sumida en el estado de emergencia» ante la posibilidad de bombardeos o de una ofensiva terrestre. «Vemos que los terroristas declararon el estado de emergencia en Raqa, sabemos que el enemigo se siente bajo amenaza», advirtió el coronel Warren.

El portavoz de las Fuerzas Democráticas Sirias, Tajir Kobani, anunció que los comandantes de sus grupos afiliados en el norte de Siria «han coordinado los planes para una operación conjunta final dirigida a liberar Raqqa del EI».

La situación de confusión en la ciudad podría ayudar a los drones y otros equipos de espionaje estadounidenses a estimar el poderío militar del grupo en la ciudad y a dar con sus líderes. Aunque Estados Unidos no ha dicho oficialmente que Abu Bakr Al Baghdadi siga escondido allí, varios de sus funcionarios han asegurado que siguen trabajando en esta hipótesis.

«Baghdadi sigue siendo extremadamente cuidadoso sobre su seguridad personal», afirmó un funcionario del Pentágono a la CNN. Fuente que después insistió en que EE UU seguirá tratando de encontrarlo. Pero incluso si es capturado o ejecutado:

,«La evaluación de EE UU es que no iba a cambiar de inmediato el alcance y la capacidad de las operaciones del EI, porque hay otros líderes listos para intervenir».

Para el Estado Islámico, que ha perdido gran parte del territorio que controlaba en Irak, mantener Raqqa es una cuestión vital. Entre tanto, el grupo yihadista se apoderó ayer del hospital Al Asad, controlado por el régimen en Deir Ezor, en un ataque en el que mató a 20 miembros de las fuerzas progubernamentales y secuestró al equipo médico, afirmó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Además, en Irak al menos seis efectivos de seguridad murieron en un atentado perpetrado por suicidas al sur de Faluya.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído