Las dos mujeres eran esposas de dos terroristas islámicos muertos en acciones suicidas

Detenidas en Turquía dos fanáticas españolas que querían volver a Madrid con sus hijos tras colaborar con Daesh

Una es Asia Ahmed Mohamed, era la esposa de «Kokito», también conocido como el decapitador de Castillejos

Detenidas en Turquía dos fanáticas españolas que querían volver a Madrid con sus hijos tras colaborar con Daesh

Unos 30 yihadistas han retornado a España desde países como Siria o Irak

La Guardia Civil y los servicios de inteligencia turcos han detenido a dos mujeres y a sus hijos menores en la frontera turco-siria, cuando retornaban a España tras colaborar con los terroristas del Daesh.

Las dos fanáticas, de nacionalidad española, eran esposas de dos hombres que habían muerto en acciones suicidas en Siria por la causa yihadista.

En la operación han participado también otros servicios de inteligencia de otros países, que han permitido identificar el itinerario de retorno de estas dos mujeres.

Se trata de Fátima Akil Laghmich, de 21 años, y su hijo de 3 años, y de Asia Ahmed Mohamed, 26 años, y su hijo también menor que presumiblemente habría nacido en Siria.

Ambas contaban con una orden internacional de detención emitida en 2014 por terrorismo al viajar a zona de conflicto y se encuentran en Turquía en espera de ser extraditadas.

El nivel de adoctrinamiento en el extremismo terrorista experimentado durante este período por las detenidas y su vinculación con miembros muy destacados y conocidos de Daesh las convierte en elementos «extraordinariamente valiosos para la organización terrorista, especialmente en el entorno español y marroquí», según Interior.

Una de ellas era la esposa de «Kokito»

Una de las dos españolas detenidas en la frontera turco-siria en una operación de la Guardia Civil, Asia Ahmed Mohamed, era la esposa de «Kokito», también conocido como el decapitador de Castillejos, un yihadista marroquí que falleció combatiendo con Daesh en Alepo (Siria).

La otra mujer detenida y también española, Fátima Akil Laghmich, estaba casada con otro combatiente del Estado Islámico también fallecido, Mourad Kadi.

Precisamente, tal y como han recordado las fuentes, «Kokito» regaló a su mujer, que ha sido arrestada con su hijo menor cuando intentaba retornar de Siria, un chaleco de explosivos como ajuar.

Mohamed Hamduch, alias «Kokito», murió en combate a primeros de noviembre del año pasado, tenía 28 años y era padre de un bebé entonces de ocho meses. Se incorporó al Dáesh en 2013 y llegó a encabezar una unidad compuesta por al menos 200 combatientes.

Unos 30 yihadistas han retornado a España desde países como Siria o Irak

Unos 30 yihadistas han retornado a España desde países como Siria o Irak tras enrolarse en las filas de grupos terroristas como Estado Islámico (Daesh). En octubre, el Ministerio del Interior cifró en unos 190 el número de nacionales o residentes en España que combatían en zonas de conflicto, de los que un 25% ha fallecido y el 15% ha retornado.

Se trata de números relativamente bajos si se comparan con otros países europeos como Francia o Alemania.

El Cuarto Foro Elcano sobre Terrorismo Global que se celebró en Madrid en noviembre cifró en 7.800 los combatientes que habían viajado a Siria o Irak desde Europa, 42.900 si se ampliaba al resto del mundo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído