VÍDEO VIRAL

Ashwaq, la yazidí esclavizada sexualmente por Estado Islámico, se topa con su verdugo en Alemania

El miserable, instalado como refugiado 'político' en Europa, ha tenido que pagar sus culpas

La joven yazidí Ashwaq Ta’lo, refugiada en Alemania tras haber sido esclavizada por un miembro del Estado Islámico en 2014 siendo adolescente, tuvo que abandonar el país europeo, donde había encontrado asilo, porque allí se encontró nada menos que con su captor.

Un miembro sirio del Estado Islámico, llamado Abu Humam, la compró en agostó de 2014 por 100 dólares y luego abusó de ella «durante más de diez meses todos los días».

La joven logró escapar del horror y encontró asilo en Alemania. Y allí se topó en un supermercado con su verdugo.

LA HORA DE LA VENGANZA

Muchas víctimas de violación nunca llegan a confrontar a sus abusadores. Sin embargo, esto es exactamente lo que le sucedió a Ashwaq Haji Hamid, de 20 años.

En un informe emitido por la red iraquí Al-Iraqiya la semana pasada y traducido por el Instituto de Investigación de Medios de Comunicación de Oriente Medio (MEMRI), Hamid habló de sus experiencias como esclava sexual del Estado Islámico (ISIS) cuando sólo tenía 14 años.

Sin embargo, el programa también entrevistó a Abu Humam, un terrorista de ISIS que la mantuvo cautiva y la violó repetidamente. Abu Humam había sido capturado y actualmente se encuentra detenido por la inteligencia iraquí.

Hamid, una mujer Yazidi, describió haber sido capturada por terroristas de ISIS.

Después de ser secuestrada, ella y su familia fueron llevados a Siria.

“Estábamos preocupados y no sabíamos qué sería de nosotros, y si nos matarían o no”, dijo Hamid. “Sin embargo, nos sentimos reconfortados al estar juntos, o vivíamos juntos o moríamos juntos. Pero luego nos separaron unos de otros”.

Después, ella y todas las mujeres yazidíes de más de nueve años, entre 300 y 400 mujeres, fueron llevadas a Mosul, en Irak. Se les mantuvo allí durante tres días y se utilizaron como regalos o se vendieron a bajo precio, pero varios de ellos fueron enviados a Siria. Los que se quedaron atrás fueron entregados a los combatientes de ISIS que participaron en la incursión en Sinjar.

Aunque ella vino originalmente con seis hermanas, sólo Hamid y una de sus hermanas menores se quedaron en Mosul.

“No podía dejarla sola”, explicó. “Decidí que la protegería, aunque me costara la vida”.

Según Abu Humam, recibió a Hamid después de echar suertes.

“Entonces, me tiró del pelo”, dijo ella. “No esperaba que nos violaran, porque sólo tenía 14 años. Pero nos esposaron con esposas de hierro y nos violaron”.

Abu Humam describió su abuso de Hamid con detalles escalofriantes.

“Me la llevé esa misma noche y la violé al día siguiente, más o menos”, explicó. “Ella no lo quería, así que la golpeé para que aceptara la violación. Fue violada al día siguiente, más o menos…. al día siguiente, después de la violación, fuimos al juez y fue registrada oficialmente a mi nombre”.

Hamid describió cómo Abu Humam rutinariamente prometía liberarla, sólo para violarla y golpearla varias veces al día.

“Yo era sólo una niña y no sabía nada”, explicó. “Traté de pelear con él y alejarlo cuando trataba de violarme. No pasó un día sin que me pegara tres o cuatro veces”.

“Incluso si se me permitiera matarlo, no querría tener su suciedad en mis manos, pero exijo que el gobierno nos haga lo correcto, no soy sólo yo, porque quién sabe a cuántas chicas yazidíes violó después de mí”.

El video muestra a Hamid enfrentándose a Abu Humam, según su petición.

“Abu Humam, mira hacia arriba”, le dijo ella mientras él estaba de pie frente a ella esposado y en un mono de prisionero amarillo con la cabeza agachada. “¿Por qué me hiciste esto? ¿Por qué? ¿Porque soy Yazidi?”.

Empezó a llorar y a temblar mientras luchaba por continuar. “Tenía 14 años cuando me violaste”, dijo, mientras su violador se negaba a levantar la vista.

“Levanta la vista”, continuó. “¿Tienes sentimientos? ¿Tienes honor? Tenía 14 años, tan viejo como tu hija, tu hijo o tu hermana. Destruiste mi vida”, dijo mientras se limpiaba las lágrimas de la cara.

“Me robaste todos mis sueños. Una vez fui sostenida por ISIS, por ti, pero ahora sentirás el significado del tormento, la tortura y la soledad. Si tienes sentimientos, no me habrías violado cuando tenía 14 años, la edad de tu hijo, la edad de tu hija…”.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído