PECADOS MORTALES

Un teléfono con «material comprometedor» fue lo que llevó a dos monjes a asesinar a un prominente obispo

El asesinato del obispo Epiphanius ha sacudido al mundo de los cristianos cópticos en Medio Oriente

Un teléfono con "material comprometedor" fue lo que llevó a dos monjes a asesinar a un prominente obispo
El obispo Epiphanius, abad a cargo del monasterio de San Macarius ubicado en Wadi el-Natrun EG

Fiscales egipcios acusaron el pasado 19 de agosto de 2018 a dos monjes cópticos de asesinar a un obispo en un monasterio ubicado en el medio del desierto, parte de un caso de alto perfil que ha sacudido a la comunidad cristiana del país.

El obispo Epiphanius de 68 años, abad a cargo del monasterio de San Macarius ubicado en Wadi el-Natrun, fue encontrado muerto con una herida en la cabeza a fines del pasado mes de julio.

Los procuradores acusan a los monjes Wael al-Saad y Remon Resmi de planificar en conjunto el asesinato del clérigo senior por diferencias no especificadas, según compartió la oficina del fiscal general.

Saad confesó esperar a que el obispo se dirigiera a realizar sus plegarias, cuando lo golpeó con una tubería de metal en la cabeza, mientras Resmi observaba. Los fiscales enviarán a juicio a los dos monjes pero todavía no han compartido una fecha exacta.

Luego del asesinato Saad, conocido por su nombre eclesiástico como Isaiah, fue expulsado de la Iglesia e intentó quitarse la vida. La muerte del obispo ha sacudido a la Iglesia cóptica de Egipto, la comunidad cristiana más grande de todo Medio Oriente.

Una vez dado a conocer el macabro incidente, la Iglesia anunció una serie de medidas restrictivas vinculadas a las actividades de los monjes. Entre ellas, dejarán de aceptar a nuevos monjes por un año y le han dado un plazo de un mes a los monjes en actividad para desactivar todas sus cuentas de redes sociales.

«Visto y considerando lo sucedido, necesitamos darle a los monjes espacio para que puedan volver a poner el foco en su vida monástica» dijo el arzobispo Angaelos de Londres, un prominente líder cóptico, en diálogo telefónico con el periódico The New York Times.

«No necesitan cuentas en redes sociales» explicó Angaelos sin rodeos. El papa ortodoxo cóptico Tawadros II también cerró su cuenta de Facebook.

Las medidas señalan la existencia de divisiones dentro de la Iglesia que algunos aseguran habrían llevado al asesinato del obispo.

Un oficial senior de la iglesia que habló con el NYT bajo estricta condición de anonimato, dijo que mientras las autoridades requisaban el monasterio se encontró material comprometedor en un teléfono móvil, lo que podría ser uno de los motivos que llevó al asesinato.

Las autoridades eclesiásticas han permanecido mayormente en silencio al respecto. Los cristianos cópticos representan alrededor del 10 por ciento de una población total de unos 100 millones, predominantemente afiliados a la fe musulmana de rito sunita.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído