CRIMEN SIN CASTIGO

Donald Trump dice ahora que no está satisfecho con la explicación saudí sobre el asesinato de Jamal Kashoggi

El ministro de Exteriores alemán recomienda a Merkel que suspenda la venta de armas a Arabia Saudí

Donald Trump dice ahora que no está satisfecho con la explicación saudí sobre el asesinato de Jamal Kashoggi
El Presidente Trump, el principe saudí Mohammed bin Salman y el periodista Jamal Khashoggi. EP

Eran tan insensasatas sus declaraciones del viernes, cuando dijo que le parecía ‘creible‘ que el periodista Kashoggi hubiera muerto en una pelea, que este mismo 20 de octubre de 2018, Donald Trump ha tenido que recular.

El presidente de Estados Unidos ha asegurado este sábado que “no está satisfecho” con las explicaciones que ha dado Arabia Saudí con sobre las circunstancias de la muerte del periodista y crítico con el régimen saudí Yamal Kashoggi en Estambul (Se confirma que agentes de Arabia Saudí, amigos del emir, descuartizaron al periodista Jamal Khashoggi).

En declaraciones a periodistas en Nevada, ha añadido que era posible que el príncipe heredero Mohammed bin Salman no hubiera estado al tanto de la muerte (El reloj del periodista saudí Jamal Khashoggi grabó su propio asesinato).

Este mismo viernes, Trump, había asegurado que confiaba en la versión de Arabia Saudí sobre la muerte del periodista Yamal Jashogi y que preferiría que no se cancele el acuerdo de armas

Tras reconocer por fin la muerte del reportero durante, según su versión, un forcejeo con el personal de la Embajada, Arabia Saudí quiere volver a asumir el control de la narrativa, tras cesar a dos altos cargos y apartar al príncipe heredero, Mohamed bin Salman, de cualquier relación con la muerte del reportero.

Por contra, múltiples países de occidente y ONG exigen una investigación internacional y transparente sobre lo ocurrido, que podría equivaler a una ejecución extrajudicial dado que el periodista, han acabado aceptando los saudíes, murió durante un interrogatorio, rodeado de captores, y retenido en su contra sin cargos.

Y en Europa, a diferencia de lo que ocurre en la España de Pedro Sánchez, la brutalidad suadí va a tener consecuencias (El Gobierno Sánchez dice que las bombas vendidas a Arabia Saudí «no se van a equivocar matando yemeníes»).

El ministro de Exteriores del Gobierno alemán, Heiko Maas, ha recomendado al resto del ejecutivo liderado por Angela Merkel que suspenda las negociaciones con Arabia Saudí para vender armas al reino árabe hasta que no se aclaren las circunstancias de la muerte del periodista Heiko Maas, ha recomendado al resto del ejecutivo liderado por Angela Merkel que suspenda las negociaciones con Arabia Saudí en el consulado saudí de Estambul (¿Por qué Podemos y La Sexta no piden la ruptura de relaciones con Arabia Saudí?).

“Ahora mismo, tras la muerte de Kashoggi, no veo una base sobre la cual manifestarse a favor de una venta de armas a Arabia Saudí“, ha declarado Maas a una entrevista al ‘ARD Tagestheme’.

Arabia Saudí es el segundo mejor cliente de la industria armamentística alemana en lo que va de año.

Hasta el 30 de septiembre, el Gobierno alemán ha concedido licencias de exportación de armas por valor de 416,4 millones de euros (477 millones de dólares) a Arabia Saudí, lo que convierte a este país en el segundo mayor receptor de armamento germano, solo por detrás de Argelia.

El opositor alemán Los Verdes y el Partido Socialdemócrata (SPD), socio menor de la canciller Angela Merkel en el Gobierno, instaron hoy a replantearse los negocios que Berlín mantiene con Arabia Saudí en respuesta a la muerte del periodista, crítico con el régimen de Riad.

“Cuesta creer que la familia saudí tome a la opinión pública por tan estúpida”, señala  en Berlín el portavoz de política exterior del partido Los Verdes, Omid Nouripour, tras conocer la versión saudí de que Jashogi murió durante una “pelea” con el personal del consulado.

“Después de esta declaración poco convicente el Gobierno alemán tiene que despertar. El Gobierno alemán debe dar por finalizada la cooperación estratégica con Riad y paralizar las exportaciones de armas”.

Pide que los empresarios alemanes boicoteen la cumbre económica saudí que se celebrará la próxima semana.

Más de dos semanas después de la misteriosa desaparición del periodista disidente, Arabia Saudí admitió hoy que la muerte de Khashoggi se produjo en el consultado del país en Estambul durante una pelea.

La agencia estatal saudí de noticias Spa informó que, según las investigaciones preliminares, hubo una pelea en la legación entre Khashoggi y varias personas de la representación diplomática y se llegó a las manos.

Estas explicaciones, no obstante, fueron recibidas con gran escepticismo en la comunidad internacional y también en Alemania, donde el Partido Socialdemócrata, que ejerce de socio menor en el Gobierno que dirige Angela Merkel también llamó a tomar represalias con Riad.

“Después de un procedimiento tan increíble, la relación de Alemania con Arabia Saudí debería revisarse y eso afectaría también a la exportación de armas”, ha indicado el secretario general del SPD, Lars Klingbei.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído