LAS COSAS DEL GOBIERNO SOCIALISTA Y SUS AMIGOS

Angel Expósito: «Pedro Sánchez hace que no ve el asesinato de Khasoghi en el consulado saudí porque hay elecciones en Andalucía»

Angel Expósito: "Pedro Sánchez hace que no ve el asesinato de Khasoghi en el consulado saudí porque hay elecciones en Andalucía"
El príncipe heredero, Mohamed bin Salman, con las amnos manchasa de la sangre de Khashoggi, lo que no parece afectar a Sánchez, Robles y Borrell. EP

Lo ha puesto negro sobre blanco Angel Expósito este 23 de octubre de 2018 en el ‘El paseíllo del Tron’ que hace cada mañana en ‘Herrera en COPE’: La tortura, mutilación, asesinato y descuartizamiento del periodista Jamal Khashoggi en el consulado de Arabia Saudi en Estambul vuelve a meter al atribulado Pedro Sánchez en un aprieto (El periodista saudita Jamal Khashoggi fue descuartizado vivo durante 7 terribles minutos).

La implicación en el abyecto crimen del círculo más próximo al príncipe heredero saudí, Mohammed bin Salman, coloca de nuevo la venta de 400 bombas a Riad en el punto de mira (La última columna del descuartizado Jamal Khashoggi: «Lo que más necesita el mundo árabe es libertad de expresión» ).

Cierto que PP y Ciudadanos han optado cínicamente por aconsejar ‘prudencia‘ y no precipitarse, pero esta vez la presión tiende a crecer, sobre todo después de que la Alemania de Merkel haya invitado a sus socios europeos a cancelar toda venta de armamento al país de los petrodólares (Angela Merkel suspende la venta de armas a Arabia Saudí por la bestialidad del ‘Caso Khashoggi’).

El ministro de Economía alemán, Peter Altmaier, recalcó este 22 de octubre que las explicaciones sobre la muerte del periodista crítico con el régimen saudí no han resultado satisfactorias.

«No aprobaremos más exportaciones de armas por el momento porque queremos saber lo que ha sucedido».

«Invit al resto de Gobiernos europeos a sumarse porque solo cuando todos los países europeos están de acuerdo podemos causar una impresión en Riad».

Alemania es segundo país exportador de armas a los saudíes en el mundo, con unos 400 millones en lo que va de año. España es el cuarto, con casi 1.000 millones de euros entre 2015 y 2017.

Para Sánchez es una patata y muy caliente, porque todos sus pasos están  condicionados por el calendario electoral y a la vuelta de la esquina, el próximo 2 de diciembre, hay comicios autonómicos en Andalucía y la ventaja del PSOE sobre una posible coalición PP-Ciudadanos parece en estos momentos escasa (El Gobierno Sánchez no se suma a las críticas a Arabia Saudí por el ‘Caso Khashoggi’ y sigue vendiendo bombas a los jeques).

Si hace lo que aconseja Merkel, que es lo único honorable, Sánchez se arriesga a montarle a Susana Díaz un jaleo de aupa en Cádiz, porque Arabia Saudí materializaría su amenaza de cancelar el pedido de cinco corbetas y eso supone la pérdida inmediata de 6.000 empleos en los astilleros de Navantia y un barullo laboral antológico.

Con los obreros de Navantia cortando puentes, quemando llantas y marchando sobre La Moncloa, algo de lo que son muy capaces, a la socialista Susana se le complicaría mucho la campaña.

No se puede olvidar que las elecciones andaluzas son el primer test para Sánchez, después de un arranque lleno de baches.

El marrullero Pablo Iglesias, vicepresidente ‘in pectore’, no está apretando, aunque suelta alguna pulla en Twitter.

Pedro Sánchez ha diccho que explicará ante el Congreso este miércoles la venta de armas, pero nadie le cree, porque nunca es capaz de explican nada.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído