FANÁTISMO ISLÁMICO

Donald Trump acusa a los ayatolás de Irán de ‘orquestar’ el asalto a la embajada de EEUU en Bagdad

Donald Trump acusa a los ayatolás de Irán de 'orquestar' el asalto a la embajada de EEUU en Bagdad
Donald Trump. PD

Donald Trump no tiene la menor duda y cuenta con fuentes privilegiadas: la CIA.

El presidente de EEUU ha acusado a Irán de “orquestar” el asalto de este 30 de diciembre de 2019 contra la embajada estadounidense en Bagdad.

Los ataques lanzados el lunes por el Pentágono contra cinco enclaves de una milicia chií en Irak y Siria han convertido al inflamable Irak en el patio trasero de las disputas entre Washington y Teherán, y amenazan con desatar una crisis dantesca en suelo iraquí.

Al grito de «Muerte a América», «Trump no» o «América es el gran Satán», miles de miembros de las milicias respaldadas por Irán y sus partidarios enfilaron este 30 de diciembre el camino hasta la embajada estadounidense en Bagdad tras el rezo.

Saltaron vallas e incendiaronla oficina de información de la legación diplomática.

Un pequeño dispositivo de marines de élite permaneció atrincherado en el interior del complejo, rodeado por una furiosa multitud que quemó banderas estadounidenses y trepó por los muros.

El Gobierno de EEUU ha anunciado que enviará soldados para reforzar la seguridad de su legación en Irak y garantizar el bienestar de su personal diplomático en el país.

“Irán mató a un contratista estadounidense, hiriendo a muchos. Respondimos con contundencia, y siempre lo haremos. Ahora Irán está orquestando un ataque a la embajada de EEUU en Irak”, ha escrito Trump en su cuenta de Twitter.

“Serán hechos responsables por completo. Además, esperamos que Irak use sus fuerzas para proteger la Embajada, y así han sido notificados”.

Según una fuente del Ministerio del Interior iraquí que pidió el anonimato, ni el embajador ni funcionarios estadounidenses se encontraban dentro del edificio.

Este martes, el Gobierno iraquí decretó tres días de luto por las víctimas mortales, a las que se suman unos 50 heridos.

Según el Pentágono, el ataque estadounidense responde al lanzamiento de cohetes y proyectiles contra bases militares e instalaciones con presencia norteamericana, que Washington atribuye a las milicias chiíes.

El pasado día 27, un contratista norteamericano murió en uno de esos ataques contra la base militar K1 de Kirkuk (norte), siendo la primera víctima mortal en este tipo de incidentes en los últimos meses.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído