AL MENOS CIEN MUERTOS Y MÁS DE 4.000 HERIDOS

El vídeo de cómo ha quedado Beirut tras las brutales explosiones provocadas por «nitrato de amonio almacenado»

Según el último balance, el número de muertos se eleva a más de 100 y los heridos superan los 4.000 tras las explosiones registradas en la ciudad libanesa de Beirut.

El primer ministro libanés, Hasan Diab ha asegurado que las explosiones fueron causadas por la detonación de 2.750 toneladas de nitrato de amonio que estaban almacenadas en el puerto de la capital libanesa.

«Es inadmisible que un cargamento de nitrato de amonio, estimado en 2.750 toneladas, se halle desde hace seis años en un almacén, sin medidas preventivas. Esto es inaceptable y no podemos permanecer en silencio sobre este tema», declaró el primer ministro en la reunión del Consejo Superior de Defensa, según declaraciones citadas por un portavoz en rueda de prensa.

Los vídeos que corren por las redes sociales ilustran a la perfección lo sucedido.

Las imágenes difundidas por los medios locales y los testigos mostraron cómo se produce una primera detonación envuelta en fuego, seguida de una segunda que provoca un hongo blanco y una gran onda expansiva.

Las imágenes del horror

La población de Líbano intenta recuperarse del horror causado por una fuerte explosión en el puerto de Beirut que este 4 de agosto de 2020, dejó más de 100 muertos y 4.000 de heridos en la capital libanesa.

Cifras que las autoridades temen que aumenten dada la cantidad de desaparecidos que pueden estar entre los escombros de los edificios colapsados.

El incidente causó además graves destrozos materiales en el puerto y zonas colindantes.

El presidente de la República, Michel Aoun, declaró tres días de luto y anunció un fondo de emergencia por valor de unos US$66 millones.

Qué es el nitrato de amonio

El nitrato de amonio es un químico industrial común que tiene diferentes usos, pero los dos principales son como fertilizante agrícola y para minas explosivas.

Es altamente explosivo cuando entra en contacto con fuego, y al explotar puede desprender gases tóxicos como óxidos de nitrógeno y amoníaco.

Al ser tan inflamable hay reglas muy estrictas para su almacenamiento seguro.

Entre los requisitos está que el lugar esté preparado a prueba de incendios.

Tampoco puede haber desagües, tuberías u otros canales en los que se pueda acumular el nitrato porque crearía un peligro explosivo adicional.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído