Trump está dispuesto a atacar el principal emplazamiento nuclear de Irán en Natanz

Irán inicia “una nueva fase” de sus peligrosas actividades de enriquecimiento de uranio

La noticia aumenta la tensión entre Washington y Teherán, que estrenó un nuevo buque de guerra capaz de transportar helicópteros, drones y lanzadores de misiles

Irán inicia “una nueva fase” de sus peligrosas actividades de enriquecimiento de uranio
Donald Trump y el ayatola Kahamenei PD

Irán sigue trabajando en el enriquecimiento de uranio a pesar de las presiones de Estados Unidos y el resto de la comunidad internacional.

Las autoridades del régimen iraní afirmaron que ha iniciado “una nueva fase” en sus actividades de enriquecimiento de uranio y reiteró que los países firmantes del acuerdo nuclear deben cumplir sus compromisos si esperan que Teherán haga lo mismo.

“Además de las centrifugadoras de primera generación, una cascada de 174 nuevas centrifugadoras Ir-2M enriquecerá uranio en las instalaciones nucleares de Natanz”, señaló el representante de Irán ante la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), Kazem Qaribabadi, antes de agregar que la inyección de hexafluoruro de uranio es el último paso antes del proceso de enriquecimiento.

Por otra parte, la Guardia Revolucionaria de Irán posee un nuevo buque de guerra capaz de transportar helicópteros, drones y lanzadores de misiles, informaron este jueves los medios estatales del país persa, en un momento de gran tensión entre Teherán y Washington.

Un funcionario estadounidense dijo que Trump, a dos meses de salir de la Casa Blanca, había pedido opciones para atacar el principal emplazamiento nuclear de Irán en Natanz, pero finalmente decidió no dar este paso.

La República Islámica reiteró que cualquier ataque contra ella por parte de los Estados Unidos se enfrentaría a una respuesta “aplastante”.

La televisión estatal de Irán dijo que se había añadido a la flota de la Guardia Revolucionaria un “buque de guerra pesado, multipropósito y de largo alcance, capaz de transportar todo tipo de aeronaves, aviones no tripulados, misiles y sistemas de radar”.

“El buque de guerra iraní Shahid Rudaki es una ciudad naval móvil capaz de llevar a cabo misiones oceánicas”, añadió el informe televisivo.

En las imágenes, el barco llevaba camiones lanzadores de misiles tierra-tierra y antiaéreos.

Además transportaba cuatro pequeñas embarcaciones rápidas como las que suele emplear la Guardia en el Golfo Pérsico. Los marinos manejaban metralletas montadas sobre la cubierta.

Las tensiones entre Washington y Teherán aumentaron desde que Estados Unidos se retirara en 2018 del acuerdo nuclear de 2015 y repuntaron en enero después de que el Ejército estadounidense abatió en un bombardeo en Irak al jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria, Qasem Soleimani.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído