No más Mentiras

Antonio García Fuentes

Sobre las corridas de toros y sus detractores

SOBRE LAS CORRIDAS DE TOROS Y SUS DETRACTORES
Puntualicemos algunas «cosillas» sobre todo para los exaltados… Que quieren “cargarse al toro y al torero”; puesto que si no hay fiesta de toros, los toros se extinguen…? Y se extinguen, por cuanto al desaparecer el negocio se extingue la especie, salvo que el Estado, decidiera conservar “alguna manada”.
La denominada fiesta de los toros, tiene dos partes, una y con la que estoy totalmente de acuerdo, es la lidia… donde verdaderamente, existe un arte arriesgado; en forma de una danza alrededor del toro y en la que hombre y toro juegan con la muerte… siendo el toro el que porta «la parca», ya que el torero con su inteligencia y arte; tiene que lidiar y eludir a la bestia. Hay gran cantidad de “pases”. Muchos de ellos llevan el nombre del torero que los ideó y practicó… esa danza, con todos los adornos que se quieran, es algo inaudito y digno de ser visto y admirado. Igual ocurre con el toreo a caballo en su primera parte, donde entran en tan intrépida danza, tres seres vivos; el hombre, el caballo y el toro… y es maravilloso; primero cómo hay que adiestrar a estos caballos (de estampa soberbia o maravillosa) que necesitan mucho tiempo y habilidad del rejoneador (“o caballero”); y luego, entrar en «mortal juego», de coordinar las tres fuerzas para que no se derrame ni una gota de sangre; pero donde se juegan la vida, hombre y caballo, nunca el toro.
Todo ello, es y puede seguir siendo; un espectáculo de multitudes, de personas civilizadas y que van a ver, el para mí… verdadero arte del toreo o sea; la lidia del toro bravo de España. “O toro ibérico”
La segunda parte y con la que no estoy de acuerdo y de ahí el que dejara de ir a tan triste espectáculo, hace muchos años… es, cuando entran las denominadas «suertes», de banderillas, picadores y matadores. De esto prefiero ni hablar y estoy de acuerdo con todo lo que digan sobre ello, pues hay para hartarse y aborrecer.
El toro y como animal virgen y seleccionado, destinado a un insólito espectáculo; no debe morir de tan ignominiosa manera, por la que clama cualquier persona sensible… no, la sangre y sufrimiento del toro (también el caballo del picador) no es aceptable en tiempos que se dicen civilizados y debe evolucionar.
Otra «cosa» a tener en cuenta. El toro de lidia es un ser privilegiado, por cuanto todos los toros o vacas que «nos comemos»; suelen ser criados y viven un año como máximo; la mayoría… puesto que se pretenden «carnes tiernas» y se crían y engordan artificialmente para llegar a ello; y al peso máximo en el mínimo tiempo; o sea igual o parecido a los «pollos y cerdos», que nos comemos a millones.
El toro de lidia, legalmente, no puede ser llevado a la plaza de toros, hasta que no llega a “novillo”; para ello, ha tenido que cumplir tres años y «comido tres yerbas» (creo recordar se denomina así)… por tanto ya y como novillo, vive tres veces más que sus «hermanos criados para engorde y acuchillarlos cuanto antes»… no hablemos de la vida libre del novillo, a la de prisión del resto de bóvidos que nos comemos y que estabulados en granjas, apenas hacen otra cosa que comer, beber y defecar… hasta que les llega «la hora». El Toro de “corrida” y que da la fama “a la fiesta”, tiene que tener cinco años o haber comido “cinco yerbas” (5 primaveras), si no es así, no es admitido… deduzcamos lo ya dicho sobre el novillo de “tres yerbas”.
SU CRIA Y SU INFLUENCIA EN LA NATURALEZA: Hoy que tanto se habla de ECOLOGÍA, sepa el que no lo sepa… que centenares de miles de hectáreas de dehesas, montes y campiñas… existen sobre la base de la cría del toro bravo; y que en ellas; aparte de los muchos miles de trabajadores que obtienen su sustento, se mantienen las tierras «vírgenes» o casi vírgenes; y en las que al igual que el toro, habitan infinidad de otros animales salvajes, e igualmente sirven de asiento a muchas aves migratorias… y en parte de ellas, incluso el tan escaso lince ibérico (el felino más amenazado de extinción, de los de todo el mundo), tiene alguna morada; al igual que todas las rapaces de España, ciervos, gamos, aves autóctonas y migratorias, etc. Si la fiesta de los toros, desapareciera en España… desaparecerían todas esas tierras vírgenes, que de inmediato, serían «pasto de la especulación más atroz y por descontado, con ello, del exterminio de miles y miles de otros animales»… de su mismo hábitat.
Dedico todo ello a los que sensatamente quieran profundizar en esta denominada «fiesta», que hay que «humanizar»… e indudablemente a nuestro toro de España; fruto de una selección natural de muchos siglos y muchos hombres, verdaderamente enamorados del toro de lidia hispano. Todo ello no debe morir, sino evolucionar todo lo humanamente posible y que lo acepten, los que hoy (“pagando su mantenimiento”) dicen disfrutar, viendo… “esos innecesarios ríos de sangre y sufrimiento”. El torero, que estudie y enriquezca la lidia, si es que de verdad siente… “verdaderos sentires profundos por ese arte y su protagonista”.
Por otra parte, observen “los interesados”, que la fiesta de los toros está muriendo por sí misma y ello se demuestra con sencillez, si se observa que la inmensa mayoría de jóvenes no van a ella, tampoco los niños o adolescentes; por tanto cuando mueran los actuales aficionados… ¿cuántos van a quedar para seguir costeando la fiesta?… así es que aplíquese el sabio adagio que afirma… “RENOVARSE O MORIR”.
Antonio García Fuentes
(Escritor y Filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más)

Recibe nuestras noticias en tu correo

Antonio García Fuentes

Empezó a escribir en prensa y revistas en 1975 en el “Diario Jaén”. Tiene en su haber miles de artículos publicados y, actualmente, publica incluso en Estados Unidos. Tiene también una docena de libros publicados, el primero escrito en 1.965, otros tantos sin publicar y mucho material escrito y archivado. Ha pronunciado conferencias, charlas y coloquios y otras actividades similares.

Lo más leído