No más Mentiras

Antonio García Fuentes

España hace 102 años… y hoy

España hace 102 años… y hoy

Sí, hace ya más de un siglo que un catalán escritor, escribía lo que más adelante copio, lo que como ser inteligente, de alguna manera ya anunciaba las dictaduras posteriores, las terribles ante y pos guerra civil; y la misma y terrible guerra, que los canallas, que hoy “viven de ella”, no quieren que asumamos, como hecho irreversible y el que hay que asumir, si es que de verdad hay inteligencia en esta pobre e inculta España “de siempre”.
Y lo copio y reflejo, por cuanto estoy escribiendo al siguiente día en que el rey rechaza a cualquier candidato, de “la morralla” de politiquillos que padecemos y por tanto, nos llevan de nuevo a unas nuevas elecciones, que por enésima vez hemos repetido ya y más aún en los cuatro años últimos, sin que nada se “enderece” de esta muy desgobernada España, que como siempre, camina hacia “precipicios”, que ni nos podemos imaginar hasta que de nuevo, nos hayan arrojado a los mismos.
Y sepamos (así ha sido publicado) que cada “feria de elecciones generales”, nos cuestan la friolera de 140 millones de euros, por lo que esas cuatro a que me refiero, nos han costado 560 millones de euros; más lo que han cobrado “sin dar golpe”, los zánganos autores de tal desastre. ¿Cuánto de bienes sociales se puede costear con ese inmenso capital, malgastado en papeletas, pérdida de tiempo y otros absurdos?
Y es que aquí y como siempre, salvo excepciones “excepcionales”, cada individuo que llega a una parcela de poder, la emplea principalmente para su panza y su bolsillo, la de los suyos y la de los que tiene que agradecer, su llegada a la poltrona que sea; y esa es la terrible desgracia y plaga de España, que al final todos o casi todos van a robarla según pueden o les dejan y sálvese el que pueda; y que de verdad, fue a servir a España y los españoles, pero que los ejércitos dominantes, siempre nutridos por mercenarios sin escrúpulos, no los dejaron desarrollar sus buenas e inteligentes intenciones, precisamente por lo antes dicho; de una “morralla”, que como la invasión de termitas en la madera, o de virus mortales en cualquier organismo vivo, no pararán (si los dejan) hasta que no acaben y maten, “tal organismo del tipo que sea”.
Y lo digo ya anticipándolo; en las nuevas elecciones y salvo milagro (que no existen y en España menos) volverán a reproducirse, las disgregaciones y enfrentamientos ya habituales, entre “la morralla” y la inmensa mayoría de españoles y que como cautivos de tal plaga, pagaremos una vez más, esa inutilidad manifiesta que padecemos desde hace ya muchas décadas; y como apunta lo copiado, puede decirse que desde hace siglos.

“5 de septiembre: La política de este país no va muy bien. La agitación social es enorme tanto externamente –atentados- como de la parte de dentro. La confusión es muy oscura; la verbosidad, inextricable, los puntos de vista, de una irrisoriedad minúscula. Se diría que no hay nadie que tenga el país en la cabeza. Después de la muerte del señor Prat (1917) se ha hecho muy poca cosa positiva. El señor Cambó, que ha tenido en el curso de su vida tantas iniciativas, se encuentra –según los redactores políticos- dubitativo y preocupado. No es para menos. A veces parece que el país ha perdido la fe y ese algo de temperatura que le llevó a hacer tantas cosas años atrás. Se están creando las condiciones de una dictadura. Del Estado, no vale la pena hablar, sólo funciona cuando no hay ningún problema”.

El autor lo escribe en su libro, “El cuaderno gris”; que en realidad es como una, “inmensa menestra de su cotidianidad en forma de un apretadísimo diario, en el que en realidad cuenta la España de su tiempo, puesto que Cataluña era y sigue siendo España, aunque los de siempre, lo nieguen “en beneficio propio”; pueden añadirle o quitarle lo que les parezca, al texto, las modificaciones que a tenor con lo que nos abruma hoy a los españoles, crean conveniente, pero en “las coordenadas generales de aquel ayer y el hoy presente”, hay muchas coincidencias que esperemos sean como esas nubes de verano, que “pasadas las riadas”, luego los campos vuelven a ser feraces y productivos aún más, y si el Estado ayuda como debe y es su obligación.

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) y
http://www.bubok.es/autores/GarciaFuentes

Recibe nuestras noticias en tu correo

Antonio García Fuentes

Empezó a escribir en prensa y revistas en 1975 en el “Diario Jaén”. Tiene en su haber miles de artículos publicados y, actualmente, publica incluso en Estados Unidos. Tiene también una docena de libros publicados, el primero escrito en 1.965, otros tantos sin publicar y mucho material escrito y archivado. Ha pronunciado conferencias, charlas y coloquios y otras actividades similares.

Lo más leído