No más Mentiras

Antonio García Fuentes

Gobiernos y gobernados: Tiranos y siervos

Gobiernos y gobernados: tiranos y siervos
GOBIERNO Y GOBERNADOS: Los que se atreven a ir a gobernar, olvidan, no saben o no quieren saber; que al imponer impuestos (que siempre deben ser llevaderos) contraen una obligación primordial y que es la siguiente: “Asegurar la integridad y bienes del contribuyente; y asimismo la paz y tranquilidad para que este pueda trabajar y dedicarse a sus oficios sin que nada anormal los dificulte. O sea y más claro, que no pagamos impuestos, para que el que gobierne malgaste o robe ese dinero que es público; y menos que cargue al contribuyente, con nubes de parásitos que no producen nada y consumen mucho; por tanto el que no cumpla con esas obligaciones, que dimita y se vaya cuanto antes mejor. Y finalmente, que la palabra cargo y que asumen con orgullo algunos engreídos; deben saber que “cargo viene de carga y que mientras más alto es el cargo más pesada y responsable es la carga”; por tanto si el mundo va como va, es debido a que estas obligaciones no se cumplen por las dos partes y cada cual según le corresponde.
Este pacto, que no sé si se llegó a escribir alguna vez; pero fue el pacto tácito del señor feudal o jefe de grupo o tribu, cuando se hizo cargo de dichas gentes, a las que prometió incluso defender con su vida, los intereses comunes; para a cambio, que aquellas gentes, apacentasen sus rebaños, cultivasen las tierras, y mantuviesen a aquel “señor feudal” instalado en su castillo o fortaleza; lo que funcionó bien, hasta que aquellos señores dejaron de serlo y se convirtieron en tiranos de sus pueblos. Hoy esas tiranías son los impuestos ya confiscatorios con que nos saquean, no dándonos a cambio nada más que problemas, cuando no empobrecimientos continuos, o incluso exterminios y no respondiendo de nada, puesto que los tribunales que habrían de juzgarlos, generalmente son puestos por “esos nuevos tiranos”, que ya los dotan y pagan bien, para que siempre les sean fieles y favorables a sus intereses… “el resto a pagar y a no dejarlo ni que se defienda hablando; menos aún que tenga armas a su disposición, puesto que se las reserva el que manda, para en caso de su necesidad aplastar al descontento o rebelde”.
No es de recibo y menos aceptable, la cantidad de abusos y latrocinios que cometen impunemente los gobiernos (“todos los gobiernos”) en la actualidad, que en vez de ser “de progreso como nos quieren imponer”; es de decadencia y degeneración, más propia de milenios atrás, que del tan cacareado y pomposo “siglo veintiuno”, en el que no es que caminemos con cierta satisfacción, sino que nos hacen caminar sobre el mismo, con “látigos”, que si bien no son como aquellos del pasado, pero sí que son iguales o peores, puesto que hoy más que nunca, nos mantienen indefensos totalmente, puesto que con las leyes que imponen, al final no solucionan nada interesante y menos vital para una humanidad que viva mejor.
Cuando esto escribo, en la parte de España, más rica en recursos y la más poblada, como es Cataluña, hay un “levantamiento regional en declarada rebeldía ante las leyes que rigen España”; y los cantamañanas que dicen gobernar en ambos territorios, o bien “alientan a los rebeldes o se inhiben y no toman decisiones para imponer una paz aceptable”; puesto que la mayoría de habitantes que están sufriendo esos ataques violentos; no son conformes con ellos; pero unas minorías “bien alimentadas y pagadas por la facción o facciones interesadas en el conflicto, sí que logran aparentar unas mayorías que no existen; pero esas mayorías indefensas y como súbditos no pueden hacer nada para conseguir lo que todo bien nacido quiere; y lo que primero exige, es paz y concordia y… “vamos a trabajar, pero de verdad Y TODOS”.

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí más)

Recibe nuestras noticias en tu correo

Antonio García Fuentes

Empezó a escribir en prensa y revistas en 1975 en el “Diario Jaén”. Tiene en su haber miles de artículos publicados y, actualmente, publica incluso en Estados Unidos. Tiene también una docena de libros publicados, el primero escrito en 1.965, otros tantos sin publicar y mucho material escrito y archivado. Ha pronunciado conferencias, charlas y coloquios y otras actividades similares.

Lo más leído