Ocio y Cultura
Blas de Lezo, Abascal y Buenafuente y Silvia Abril como presentadores de los Goya 2019. EP

No se puede ofender impunemente , de forma reiterada y creer que no pasa nada o quejarte después ("La noche en que el premio Goya de verdad fue para VOX").

VOX tiene muy clara la política que aplicará con el cine español (El pastizal que Cobeaga ha recibido en subvenciones y que explica su estúpida burla a Blas de Lezo ).

Aunque, según su líder, Santiago Abascal, "todavía no tienen muy perfilado el modelo", sí reconocen un boceto basado en una idea muy sencilla y comprensible, sobre todo para los contribuyentes (Ussía le mete una brutal cornada al "burro, zafio y sectario" cineasta que se burló de Blas de Lezo: "Usted es gentucilla"):

"Retirar las subvenciones al cine".

Explica Elena Berberana en LD, que esta línea básica perfilaría las políticas culturales de la nueva formación política y así lo ha comunicado a Libre Mercado desde el departamento de prensa:

"Desde el Estado no tenemos que pagar proyectos privados. De este modo, se consigue la desideologización del cine, ya que, hasta ahora, hemos visto que tiene un sesgo parecido a determinados colectivos que interpretan la historia de España que va en contra de los intereses de España. Las administraciones públicas están controladas por partidos políticos y si son éstas las que otorgan las subvenciones, siempre lo harán con el color del partido que gobierne".

Fuentes del partido han explicado los beneficios que obtendrá el espectador gracias a la supresión de las ayudas públicas al gremio de cineastas (Pérez-Reverte se lia a mandobles en defensa de Blas de Lezo ante las idioteces de la "presunta izquierda").

"El hecho de que se eliminen las ayudas al sector cinematográfico provocará que las películas dependan de la taquilla, promoción y distribución. Cuando esto suceda habrá un cine de calidad o quizás no, pero por lo menos no recaerá la producción de estas películas en el lastimado bolsillo de los contribuyentes".

Esta fórmula entroncaría, según ha transmitido Vox a este diario, con el ideario común del proyecto del partido, que pretende beneficiar y apoyar los intereses del contribuyente:

"No abogamos por subvencionar el cine, pero tampoco a organizaciones sindicales o patronales, partidos políticos y, en definitiva, a las entidades que deben ser costeadas por los interesados y no cargar sus gastos al bolsillo de todos los españoles".