Ocio y Cultura
Sopa quemagrasas

¡Cena sopa quemagrasas varios días por semana (pero solo sopa) y lo notarás al ponerte la ropa! Muy rica en fibra, vitamina C, se elabora solo con verduras y caldo de pollo (o de verduras si eres vegana). La puedes tomar como consomé bebido, sólo el caldo,  o con cuchara con las verduras troceadas. En Periodista Digital te contamos el paso a paso de esta sopa quemagrasas fácil y además muy barata.

Tomar sopas ligeras, (sin pasta, ni arroz, no patatas),  favorece la diuresis y te ayuda a ‘deshincharte’ de los abusos navideños. Recuerda que la sopa es solo para la cena, y el resto del día debes comer de forma equilibrada, verduras,legumbres proteínas y frutas. Restringe el consumo de dulces y fritos, si tomas pasta o arroz que sea una ración pequeña, ya que estos alimentos son muy ricos en hidratos de carbono. Esta sopa la puedes tomar de forma habitual una vez por semana aunque estés en tu peso, resulta deliciosa y es muy saludable.

Receta de sopa quemagrasas fácil

Ingredientes

Cebollas – 2 unidades

Tallos de apio – 4 unidades

Repollo – 800 g

Zanahoria – 2 unidades

Calabacín – 1 unidad

Dientes de ajo – 4 unidades

Caldo de pollo – 1.5 litros

Zumo de limón -  el de un limón

Perejil – un manojo

Sal – al gusto

Pimienta – un pizca

Aceite de oliva virgen extra – 1 cucharada

Preparación

Lleva muchas verduras, esta sopa y lo más sencillo es ponerlas todas juntas a cocer. Pero como las verduras una vez cocidas nos las vamos a comer lo ideal es que cada una esté en su punto.

¿Cómo se logra? Pues muy fácil, primero se añaden a la olla las verduras que más tiempo necesitan. En este caso son las cebollas que necesitan 30 minutos de cocción.  Otras como el calabacín solo requieren 15 minutos. Y otras necesitan 25 minutos. Te cuento cuando añadir cada una para que te queden en su punto.

Tiempos de cocción de las verduras

-Cebollas y ajos – 30 minutos

-Col o repollo – 25 minutos

-Zanahorias – 20 minutos

-Apio y calabacín – 15 minutos

-Perejil – 5 minutos

-Romero – 1 cucharadita

Preparación

  • Prepara una olla grande añade el caldo de pollo y ponlo a calentar a fuego medio.
  • Mientras lava las verduras y trocea la col o repollo, separa cada verdura en un plato distinto, así es más fácil añadirlas a la olla sin mezclar.  Pela las cebollas y las cortas en láminas, corta en rodajas las zanahorias, el apio, el calabacín, los ajos, y finalmente corta en trocitos el manojo de perejil.

  • Cuando hierva el caldo de la olla, añadiremos primero las cebollas y los ajos cortados. Tiempo de cocción 30 minutos. Es importante poner un reloj avisador de estos de cocina ya que 30 minutos es un tiempo de referencia para luego ir añadiendo las otras verduras. Pones el reloj avisador a 30 minutos y luego sigues con tu reloj o el móvil la cuenta atrás.

  • Cuando hayan pasado 5 minutos de la cocción de las cebollas y ajos (es decir nos quedan 25 minutos para finalizar la cocción), es cuando agregamos el repollo cortado en tiras, que ahora se cuece junto a la cebolla y ajos.

  • Seguimos atentas al reloj de cocina, ya que pasados otros 5 minutos (ahora nos restan 20 minutos de cocción) es cuando añadiremos las zanahorias cortadas en rodajas o en tiras.

  • Como ves la mecánica es muy fácil, ahora esperamos que pasen 5 minutos y nos quedarán 15 de cocción. Añadimos el apio cortado y el calabacín.

  • Dejamos que transcurran 10 minutos, y ya solo nos faltan 5 minutos para finalizar la cocción, añadimos el perejil cortado.

  • Una vez que suene el reloj avisador, cuando finalice la cocción, añade el zumo de limón y una cucharada de aceite de oliva.

  • Deja reposar unos 10 minutos y añade un poco de romero (opcional, pero le da buen sabor).

  • Prueba el caldo con cuidado de no quemarte y sazona con sal y pimienta. Mejor hacer esto al final ya que las verduras todas llevan en mayor o  menor medida sodio (como el apio) y si salas antes puede quedarte un punto salada la sopa.

Notas sobre la receta

Notarás más saciedad si tomas platos de sopa con sus verduritas cortadas, ya que tienes que masticar y las verduras te aportan fibra. También puedes colar el caldo como consomé, y aprovechar las verduras cocidas para triturarlas y tomarlas como puré.

De esta forma podría tomar alguna noche sopa con las verduras, otras dos vasos de consomé y alguna puré de verduras. Para hacer el puré recuerda añadir las verduras cocidas y un poco de caldo para que al triturar el puré no te quede muy denso. Si haces esta sopa y te sobra puedes congelar sin problemas o conservar en la nevera si vas a consumir en 2 o 3 días.

También te puede interesar

Sopa de setas sencilla

¿Te ha sido útil la receta de sopa quemagrasa fácil? Recuerda en Facebook tienes más.