Ocio y Cultura
Carmen Martínez Bordiú con minibikini animal print. EP

Lleva tres décadas Carmen Martínez Bordiú poniéndose el mundo por montera y a los67 años no va a cambiarv de costumbres

La duquesa de Franco demostró que no tiene complejos hace unos días en Matalascañas, donde se despidió de la época estival junto a su novio Tim. Vestida con un mini bikini de animal print, disfrutó de un último baño en el mar antes de trasladarse definitivamente en Cascais, Portugal.

A sus 67 años, Carmen Martínez Bordiú deja atrás uno de los veranos más complicados de su vida.

A la polémica por la exhumación de los huesos de su abuelo, Francisco Franco, aprobada este 13 de septiembre de 2018 en el Congreso, se unió la noticia de que había sido condenada a pagar 500.000 euros a Hacienda por evasión de impuestos, algo que ella desmintió categóricamente en un comunicado de prensa:

"La Administración no apreció la comisión de ninguna infracción tributaria por mi parte y por lo tanto no ha existido fraude ni evasión fiscal (...) Declaré la totalidad de las cantidades oportunamente en forma y plazo y me acogí a una bonificación prevista en la normativa tributaria vigente (...) La Agencia Tributaria interpretó que no quedaba acreditado el cumplimiento de la totalidad de los requisitos previstos en la norma para la aplicación de dicha bonificación (...) Dicha deuda tributaria, resultante de la regularización practicada, fue completamente abonada, por lo que no se adeuda ninguna cantidad".

Carmen ha querido alejarse de los problemas en las playas de Huelva, tal y como muestran las imágenes de la revista Corazón TVE, acompañada por su inseparable Timothy McKeague (34), un coach australiano que sale con ella desde hace varios meses.

Su relación se ha estabilizado y en breve se mudarán juntos a una finca en Cascais, Portugal, donde la duquesa de Franco busca la privacidad y la tranquilidad que no tiene en España.