Ocio y Cultura

Un equipo de investigadores de la Universidad de Bath (Reino Unido), liderado por el profesor Sam Sheppard, ha alertado sobre el peligro de una bacteria potencialmente mortal que es tan abundante que se encuentra en la piel de cada persona en el mundo.

En su estudio, el equipo identificó un conjunto de 61 genes que permiten que esta bacteria llamada Staphylococcus epidermidis -normalmente inofensiva- cause enfermedades potencialmente mortales según rt, recoge el portal Science Daily. Según los investigadores, estos genes hacen que la bacteria se desarrolle en el torrente sanguíneo, impiden la respuesta inmunitaria del organismo, y hacen que la superficie celular sea pegajosa para que estas bacterias puedan formar allí una biopelícula y así ser resistentes a antibióticos.(Un nuevo proyecto europeo analiza la sensibilidad de las bacterias multirresistentes en el H. Ramón y Cajal)

Se precisa que se trata de un pariente cercano de la bacteria SARM (Staphylococcus aureus, resistente a la meticilina), que puede causar enfermedades tan graves como sepsis o neumonía. Los investigadores advierten que la Staphylococcus epidermidis es una importante causa de infecciones potencialmente mortales después de las cirugías, pero suele ser pasada por alto por los médicos debido a su abundancia.

Según Sam Sheppard, la bacteria "siempre ha sido ignorada clínicamente porque con frecuencia se asumió que era un contaminante en las muestras de laboratorio, o simplemente se aceptó como un conocido riesgo de las cirugías". Sin embargo, agregó que debido a su abundancia, estas bacterias "pueden evolucionar muy rápido intercambiando genes entre sí".(Encuentran bacterias peligrosas en la Estación Espacial Internacional que podrían ser una amenaza )

"Si no hacemos nada para controlar esto, existe el riesgo de que estos genes causantes de enfermedades se propaguen más ampliamente, lo que significa que las infecciones posoperatorias -que son resistentes a los antibióticos- podrían volverse aún más comunes", concluyó.