Ocio y Cultura

El pasado 30 de noviembre de 2018 un chaval brasileño de 13 años fue baleado cuando se estaba cortando el cabello en una peluquería de Fortaleza, estado brasileño de Ceará (Una niña de 10 años aplasta la cabeza de un bebé de 6 meses "porque no paraba de llorar").

Todo, mientras por casualidad un amigo suyo filmaba con el teléfono móvil cómo le iba quedando el nuevo 'look' y lo transmitía a los colegas por Facebook Live (Muere el niño al que el violador de su madre aplastó el cráneo cuando intentaba defenderla).

Dos sicarios ingresaron al local y uno de ellos, con camistea verde y una automática, descerrajó seis balazos al que se estaba cortando el pelo.

El peluquero, su amigo y otras personas que estaban allí resultaron ilesos. Luego del ataque, los agresores se retiraron sin robar nada (Frien a tiros a un francés de 58 años en una de las urbanizaciones de lujo de Marbella).

En el video, se puede ver cómo la víctima, cosida a balazos, logra levantarse del asiento y arrastrarse por el suelo hasta quedar inmóvil (La hora de la Justicia para los narcos que balearon a una niña, la echaron viva a un pozo y la emparedaron).

Según informó O'Globo, minutos después llegó al lugar el Servicio de Atención Móvil de Urgencia y el niño fue llevado al Instituto Doutor José Frota, donde le realizaron varias operaciones que finalmente lograron salvarle la vida.

Por su parte, la Policía Militar de Ceará informó que está investigando el caso, pero hasta ahora no pudo dar con ninguno de los agresores y se desconocen los motivos del ataque (La bestial represalia contra el niño que casi asesina a Mussolini: "No duró ni un minuto y medio").