Ocio y Cultura

Un vecino de Alloza, pequeño municipio de 600 habitantes de la provincia española de Teruel (Aragón), protagonizó en diciembre pasado un polémico video en el que aparece preparando morcilla con su propia sangre con la intención de promover el estilo de vida vegano y concienciar a la gente sobre las fuentes alimenticias de nuestra dieta, según consta en el sitio web del proyecto.(La casa del terror donde vivía una caníbal de 12 años que mató a su inquilino: "El cerebro era más sabroso")

Raúl Escuín, autor de la idea, y la reportera Elena Martínez, muestran ante las cámaras todo el proceso paso a paso, desde la extracción de sangre venosa -40 mililitros para empapar 100 gramos de arroz- hasta el agregado de otros ingredientes y especias, llegando después al embutido y la cocción.(La policía rusa atrapa a una pareja canibal que se ha comido a 30 personas)

Antes de meterse en harina, los protagonistas del material gráfico sondean la opinión de los lugareños, preguntándoles si comerían ese plato preparado con la propia sangre de cada uno, según rt obteniendo un 'no' rotundo, tanto por parte de adultos como de jóvenes. Si bien los encuestados no esgrimen ningún argumento firme en contra, aseguran que les resultaría "raro" y que "les daría cosa" ingerir esa "morcilla humana".

Mientras tanto, los creadores del video dejan que cada cual decida si este alimento es un ejemplo de "canibalismo" o una alternativa válida a la comida elaborada con sangre animal. El material fue compartido de manera viral en la Red y ya ha llamado la atención de diversos medios, tanto de dentro como de fuera de España.