Ocio y Cultura
Yo, el Fram” PD

Javier Cacho es un "entusiasta" que sueña continuamente y que luego lucha denodadamente por hacer realizar esos sueños.

"Adelante, siempre adelante, como el significado del nombre del barco FRAM, que en noruego antiguo significa: ADELANTE."

Cacho fue miembro de la Primera Expedición Científica Española a la Antártida (1986-1987), a donde regresó en otras cinco ocasiones, las tres últimas como jefe de la base antártica española.


Siempre ha compaginado su trabajo de investigación con la divulgación, así en 1989 publicó "Antártida, el agujero de ozono", que fue el primer libro de divulgación en español sobre este problema medioambiental.

Ha sido investigador de la Comisión Nacional de Investigación del Espacio, colaborador de la Comisión Interministerial de Ciencia y Tecnología, Secretario del Comité Nacional de Investigación Antártica y Director de la Unidad de Cultura Científica del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial.

Ha escrito diversos ensayos sobre exploración polar, entre ellos, "Amundsen-Scott, la carrera al Polo Sur", "Shackleton, el indomable", "Nansen, maestro de la exploración polar" y "Yo, el Fram".

Hablamos con él, con motivo del lanzamiento de su último libro:

-¿Por qué un libro dedicado al Fram?

Porque es un barco mítico, construido para desafiar el empuje ciclópeo de los hielos, fue el primer barco en introducirse voluntariamente en la banquisa ártica para recorrer toda la cuenca de ese océano polar. Y después de estar tres años atrapado por el hielo, salir indemne. Luego llevaría a Amundsen hasta la Antártida para conquistar el Polo Sur, y entre medias realizó, con Otto Sverdrup, uno de los grandes viajes de descubrimiento geográfico de la época por el actual archipiélago del norte de Canadá. Y por si fueran pocos todos estos méritos, desde 1936 se encuentra en un museo en Oslo para que todas las generaciones recuerden la valentía, decisión y coraje de esos hombres que supieron luchar denodadamente contra las condiciones climáticas más adversas -y contra sus propios miedos y vacilaciones- para escribir unas páginas gloriosas de la historia de la exploración polar.

-¿A qué público va dirigido?

A diferencia de mis libros anteriores, que iban dirigidos hacia un lector interesado en la exploración polar, éste quiere llegar por una parte a un público más amplio de personas, por lo tanto no me extiendo tanto como en los anteriores en la situación geopolítica o en las descripciones geográficas.; en esta ocasión me interesan más las emociones que vivieron los hombres que navegaron en el Fram, y será el mismo barco quien las cuente. Por otra parte, al ser menos extenso y de una lectura más fácil, pretendo que llegue al público juvenil, tan necesitado de ejemplos de personas que, pese a todas las adversidades y dificultades de la vida, lucharon con pasión por alcanzar sus sueños... y los alcanzaron.

-¿Qué papel juega Fridtjof Nansen en esta historia?

Fridtjof Nansen fue el creador del Fram. En aquellos tiempos la inmensa mayoría de lo que hoy se conoce como océano Ártico era un territorio completamente desconocido, donde se habían estrellado todos los intentos de explorarlo protagonizado por los mejores navegantes y los barcos más poderosos. Nada ni nadie había podido resistir el envite de los hielos polares, y una y otra vez las ambiciones de esos hombres se vieron truncadas por la fuerza irresistible de masas de hielos que habían convertido las maderas de sus barcos en astillas.

Hasta que Fridtjof Nansen decidió construir un nuevo tipo de barco cuyo diseño le permitiese soportar la presión de los hielos: el FRAM. En él, se dejó atrapar por los hielos y dejarse llevar por la corriente transpolar. De esta forma pudo recorrer -por vez primera- toda la cuenca oceánica realizando grandes descubrimientos científicos. Fue un viaje memorable, donde también vivieron grandes aventuras.

-¿Qué debemos destacar del capitán Otto Sverdrup?

El rasgo más destacado de Otto Sverdrup es, además de su profesionalidad, su humanidad. Es el capitán que sabe estar próximo a sus hombres, que escucha sus problemas y trata de ayudarles a solucionarlas. Además es una persona sencilla, que acepta las misiones que se le encomiendan, que las lleva a cabo eficientemente, pero que luego no se jacta de lo que ha hecho. Casi podríamos decir que desaparece, hasta que vuelven a acudir a él porque le necesitan. No le interesaban los elogios, ni menos las lisonjas y adulaciones. Es un personaje que contrasta con todo este mundo de vanidad en que nos movemos, y al que no eran ajenos la mayoría de los exploradores polares.

-¿Qué relación existe entre Roald Amundsen y el Fram?

Roald Amundsen fue el explorador más grande de toda esa época, con un palmarés de éxitos inigualable: el primero en navegar por el paso del Noroeste (pasar de Atlántico al Pacífico por el norte del Canadá), el conquistador del Polo Sur, el segundo en navegar por el paso del Noreste (pasar del Atlántico al Pacífico sobre la costa de Siberia) y el primero en sobrevolar el Polo Norte.

Pero su relación con el Fram no es tan intensa como en el caso de Nansen o Sverdrup. Mientras que los anteriores realizaron sus exploraciones basándose en el Fram, Amundsen únicamente lo utilizó como un medio de transporte, para que llevase a sus hombres, perros y equipos a la Antártida, y luego volviese un año después a recogerles.

Entre medias él realizó la hazaña de batir al capitán Scott en una reñida carrera por ver quién alcanzaba el primero el último gran trofeo geográfico que quedaba en la Tierra: el Polo Sur.

-¿Por qué debemos leer "Yo, el Fram"?

Porque aprenderán sobre una época de la exploración polar, cuando todavía había cosas por descubrir. Porque vivirán las aventuras de aquellos hombres que pocos medios hicieron cosas tan grandes. Porque sentirán sus ambiciones, sus sueños y también sus miedos. Porque se emocionaran con el sacrificio de aquellos valientes que no cejaron nunca de ir adelante, siempre adelante, hacia el Norte. Y porque si leemos sus historias de valor, seguirán de alguna forma vivos en todos nosotros y seguro que nos animan a soñar como ellos soñaron, y a perseguir con tesón nuestros sueños, como ellos hicieron. Vale la pena.

¿Dónde podemos comprar el libro?

El libro está disponible en las mejores librerías. Y en caso de que en alguna no lo tuvieran, pueden pedir que se lo encarguen. Con el título del libro "Yo, el Fram", con mi nombre Javier Cacho y el de la editorial que lo ha publicado Fórcola el librero no tendrá pérdida, y el libro estará en sus manos en unos días. Seguro que lo disfrutan y les aporta a sus vidas algo más que información.