Ocio y Cultura
Boda Pixabay

Es posible que hayas ido a muchas bodas, pero seguramente las que más recuerdas son aquellas que estuvieron repletas de sorpresas y pequeños detalles.

Al organizar una boda, te darás cuenta que estos motivos serán los que marquen la diferencia. Son el sello de calidad que dará el punto final de elegancia, originalidad y buen gusto a toda la ceremonia.

Ya no basta con organizar la tradicional boda y el consiguiente banquete; las nuevas tendencias exigen que vayas más allá y sorprendas a tus invitados con elementos y detalles únicos. Algunos ejemplos de ellos son los que se detallan a continuación.

Invitaciones de Boda

El primer detalle, y quizás el más importante, son las tarjetas de invitación. Estas constituyen la carta de presentación de tu boda, pues reflejarán el estilo y la calidad del evento que se está organizando. Es importante que sean atractivas, elegantes, originales y, sobre todo, que concuerden que el tipo de boda que deseas celebrar.

Recuerda que los invitados son tus familiares, amigos más allegados, compañeros de estudios o de trabajo, por lo que las invitaciones deben gustarte tanto a ti como a ellos. Tu matrimonio debe impactar como una gran noticia desde el momento en que los invitados reciben las invitaciones de boda en sus manos.

Para ello, existen proveedores especializados que ofrecen excelentes productos a precios muy razonables. Piensa en ese tipo de tarjetas que la gente colecciona y atesora durante años.

Si eliges una boda temática, es decir, inspirada en algún motivo especial (Vintage, romántica, histórica, etc) asegúrate que tus invitaciones estén acordes con el motivo elegido.

El Espacio

Otro de los factores que puede hacer diferente tu boda, es la elección del lugar para la celebración. Te recomendamos espacios que impacten por su elegancia y que se salgan de lo común. Deja atrás el tradicional salón de fiestas, hotel o restaurante. La playa, una vieja casona, un castillo, un mirador, un hermoso bosque o un excelente jardín, son algunas ideas para que tu boda sea inolvidable.

Buffet, barra de cócteles y nuevos servicios para tus invitados

Las estaciones de comida, suelen ser uno de los detalles más populares entre los invitados. Tanto en el comienzo de la celebración como a ciertas horas, los caterings profesionales, pueden adaptar su servicio a tus necesidades y gustos con pequeñas estaciones o buffets especializados que hagan juego con la decoración de la boda.

Hay para todos los gustos: degustaciones de quesos, ensaladas, embutidos, sushi, arroces, comida étnica, mini hamburguesas, kosher, mariscos y todo lo que sea posible de imaginar en cuanto a comida.

Además de la comida, no puede faltar para completar el buffet o el servicio, una barra libre de cócteles, mojitos, ginebras y lógicamente preparados sin alcohol.

El plato fuerte

Está claro que uno de los momentos que pueden dejar mella de tu boda, es la comida que ofreces en ella. Sobre todo en la comida o cena que se desarrolle la boda. Si quieres asegurar este aspecto, lo mejor es apostar por un menú ligero.

Más allá de la cantidad de comida, busca la calidad de los alimentos y sorprende con platos sanos y visuales que a todo el mundo agraden en el momento de sentarse a la mesa.

Grandes Mesas

Para hacer un cambio en esas tradicionales y aburridas mesas redondas de pocos comensales, puedes disponer de mesas alargadas. Estas, permiten incorporar más comensales y por lo tanto potenciar un ambiente compartido mucho más dinámico y entretenido. Es algo que cada vez se solicita más a los salones de boda.

Haz un pequeño hueco para los más galgos

En otros países ya lo conocen como Candy Bar y es algo que seguramente hayas visto en otras celebraciones pues se está convirtiendo en un clásico. Se trata de montar una mesa o espacio, lleno de golosinas y dulces que suelen tener mucho éxito entre los niños, aunque al final a todo invitado le llama la atención.

Una palabras de agradecimiento

Se ha popularizado la tendencia estadounidense de que los novios preparen un discurso y hablen ante sus invitados. Este, puede ser un punto vital: prepara un discurso emotivo y ensayalo para que se vea natural y fluido. No improvises; en muchas ocasiones un comentario inocente pero fuera de lugar puede robarle la magia al momento.

Un Rincón para Mensajes y Fotos

Crea un espacio para que los invitados puedan tomar fotografías y dejen escritos sus mejores deseos para los recién casados. Un photocall puede ser la mejor alternativa. Eso sí, no olvides dejar una pequeña mesa, o una especie de panel donde se puedan poner mensajes y fotos de recuerdo.

El primer baile de los novios: La coreografía.

El tradicional vals para los nuevos esposos está en decadencia. Ahora las nuevas parejas optan por preparar con antelación divertidas coreografías. Entre las más populares están las basadas en legendarios bailes de película.

Además, son mucho más divertidos si estos se realizan de forma espontánea e invitan a unirse al momento.

Piensa en los más pequeños

Para que los adultos puedan bailar despreocupados y los niños no se duerman de aburrimiento en las sillas, puedes contratar personal que se ocupen de cuidar y divertir a tus invitados más especiales. Los animadores infantiles programan actividades para que los niños la pasen en grande y sus padres puedan disfrutar de la celebración relajadamente.

Un bocadillo en la madrugada

Si estás pensando en una fiesta hasta el amanecer, es imprescindible que ofrezcas bocadillos o snacks para renovar las energías perdidas durante tanto baile.

La "recena" es imprescindible en la celebraciones de larga duración, especialmente en la madrugada. Entre las opciones más recomendadas están los perritos calientes, hamburguesitas, helados, empanadas, gelatinas, chocolate con churros, crepes, etc.