Ocio y Cultura
Pedro Sánchez (PSOE) acorralado por Albert Rivera (CS) en el deabte de TVE. EP

La 'cagó' el líder socialista hasta en la ropa (Un informe oculto da un vuelco electoral y hunde a Pedro Sánchez y a las izquierdas).

Noche clave en la recta final de la campaña electoral la de este 22 de abril de 2019 (Daniel Lacalle: "Vimos en el debate a un Pedro Sánchez incómodo, tenso y con muy mala cara").

Los cuatro líderes políticos se enfrentaron en un debate en el que cada detalle estaba medido al milímetro, incluida la vestimenta (Las cámaras de TVE pillan a Sánchez abroncando al moderador del debate electoral ).

Las redes, ese juez implacable, han amanecido con una sentencia clara: el perdedor fue, claramente, Pedro Sánchez (Debate: Rivera repartiendo estopa y Casado a la espera acorralan a Sánchez y borran a Iglesias).

El actual presidente del Gobierno y líder del PSOE se enfrentó a sus rivales (Albert Rivera, Pablo Casado y Pablo Iglesias) con piel muy bronceada (souvenir de la Semana Santa) y una corbata roja, muy institucional, que hacía resaltar el azul de un traje que no convenció a las redes sociales:

  • "Sánchez debe ir a un sastre que sepa cogerle el bajo al pantalón"
  • "La chaqueta de Sánchez es espantosa y le queda fatal"
  • "A Sánchez le queda grande la chaqueta"
  • "A Pedro le queda grande la chaqueta. Mal su equipo estilístico", "La chaqueta sin ningún tipo de entalle de Pedro Sánchez es un pecado capital"...

El look del resto de candidatos parecía más correcto aunque algo aburrido.

Era una noche clave y ninguno quiso arriesgar: Albert Rivera, líder de Ciudadanos, se decantó por el azul incluso en la corbata y dejó el naranja para la pulsera que destacaba cada vez que movía la mano; Pablo Casado, líder del PP, con traje negro y complementos azules muy sobrio; y Pablo Iglesias en su línea, sin corbata ni chaqueta, lo que le valió alguna que otra crítica en redes sociales.