Siete bares por 1000 habitantes

clipping

Spain is different

Época, Martes, 9 de agosto 2005

España es, por detrás de Francia, el segundo país de la Unión Europea en extensión. Sin embargo, por población es el quinto, ya que Alemania, Francia, Italia y Reino Unido superan a nuestro país en número de habitantes.

La densidad media de España es de 86 habitantes por kilómetro cuadrado y oscilamos entre el máximo de 724 de Madrid y los nueve habitantes por km2 de Soria o Teruel, las dos provincias más despobladas del país.

Según datos del anuario económico de La Caixa correspondiente a 2005, entre 1999 y 2004 la población española creció un 7,4%, aunque la mayor parte de dicho incremento, entre un 6% y un 7%, corresponde a la población inmigrante, que supera ya los tres millones de personas.

Así las cosas, el último censo del Instituto Nacional de Estadística (INE) revela que ya vivimos en España más de 43 millones de personas, cuya edad media es de 40,4 años -de casi 41 para los nacionales y poco menos de 33 para los inmigrantes.

Y es que la llegada de trabajadores inmigrantes jóvenes está ayudando a paliar el proceso de envejecimiento de la población española, uno de los más rápidos del mundo occidental. Ello se explica por su juventud y porque tienen más hijos que las españolas.

En total, la tasa de fecundidad ha logrado recuperarse en 2004 y asciende en la actualidad a 1,3 hijos por mujer. Los extranjeros que más vienen, según el INE, son ecuatorianos (15,7%), seguidos de los marroquíes (13,9%), que hasta 2002 eran los más numerosos.

Y hacia donde más se dirigen, en general, es a las provincias de la costa mediterránea, los archipiélagos y el centro de la Península. Además, las estadísticas muestran que las mujeres españolas son las más longevas de Europa, frente a las estonias.

{sumario}Hay siete bares, un banco, 419 móviles y 418 coches por cada 1000 personas{/sumario}En 2003, la esperanza de vida al nacer fue de 77,2 años para los hombres y de 83,7 años para las mujeres. Los hombres, por su parte, ocupan la segunda posición europea, por detrás de los suecos.{ladillo}Menos bodas{/ladillo}
Otro dato curioso es la tendencia a la baja que registra la tasa de nupcialidad. En 2003 se celebraron en España 210.155 matrimonios. En el 12,2% de los mismos, uno de los cónyuges era extranjero, sobre todo en el caso de las mujeres (un 44%, frente a un 30% de mujeres españolas casadas con hombres de otra nacionalidad).

Asimismo, las cifras muestran que cada vez nos casamos más tarde. Los hombres abandonan la soltería con una media de 30,6 años, mientras que las mujeres lo hacen bien entrados los 28. Algo a lo que el resto de Europa no es ajena.

Así, en Suecia las mujeres dan el sí quiero después de los 30, y los hombres a los 32,5 años. En cuanto a las parejas de hecho, sólo el 6% de los nueve millones y medio de parejas censadas en España en 2001 lo son.

No obstante, la cifra se ha multiplicado por 2,5 desde 1991, igual que el porcentaje de los niños nacidos fuera del matrimonio, que creció un 10,7% en 2003 con respecto a 2002.

-------------------------------------
Más información en Época