Uno de su equipo afirma que se ha entrevistado en secreto con Bush

clipping

Zapatero alardea de "rojo" en las revistas del corazón

Periodista Digital, Miércoles, 19 de octubre 2005
El presidente Zapatero alardea de "rojo". Y no lo hace en cualquier sitio. El presidente del Gobierno --justo cuando se le acumulan los problemas, Maragall se va por los cerros de Ubeda, se desboca el Estatuto catalán y se tambalean las fronteras con Marruecos-- ha elegido una revista femenina para proclamar que que defiende las "utopías" como el camino para lograr "muchas conquistas que parecían imposibles". Todo eso y mucho más parece en un reportaje de la revista Marie Claire en el que se narra el viaje del jefe del Ejecutivo y su equipo a Nueva York para asistir al 60 aniversario de Naciones Unidas.

Así, al ser preguntado si no le resulta incómodo en alguna ocasión definirse como "rojo", el presidente exclama: "¡Es que soy rojo!... No me siento incómodo sino todo contrario, proque nada me ha enseñado la derecha".

Explica, en ese tono pausado y sonriente que ha convertido en escaparate del "talante", que utiliza mucho la palabra utopía: "Forma parte de mi vocabulario esencial; los grandes avances en el mundo se han hecho defendiendo las causas de los dominados".

Lo anterior aparece en el último número de la revista Marie Claire, que resume la agencia Europa Press. El viaje a Nueva York, que realizó Zapatero con un amplio equipo, se inició el pasado 13 de septiembre. El avión despego de la base aérea de Torrejón de Ardoz, voló hasta la ciudad de Nueva York y retonó al mismo sitio del que había salido.

 Durante el viaje, uno de los 47 que ha realizado en año y medio Zapatero, se destaca una frase irónica que pronunció en voz muy alta, para que fuera escuchada por todos y recogida por los periodistas de Mari Claire que iban con él: "Justo ahora estamos pasando por las Azores". 

En el reportaje, Zapatero se define como "feminista" y comenta una anécdota que -según él- le ocurrió en los pasillos de la ONU. Cuenta que se le acercó una mexicana y le espetó admirada: "Usted es el justiciero de las mujeres".

Precisamente, en la sede de Naciones Unidas, dentro de la sala donde están representados todos los países, Zapatero asegura en la revista que se trata de la casa de todos, "sin diferencias, de los ricos y de los pobres, de los países con historia y de los que apenas tienen historia, de los que creen en Dios, o en varios dioses y de los que no creen".

Añade que "fue en esta sala donde tuve la certeza de lo necesaria que resulta la Alianza de Civilizaciones, porque, a pesar de las diferencias, aquí todos nos sentimos iguales".

En el texto también se recoge la afirmación de uno de los miembros del equipo de Zapatero –de momento no se tiene acceso a su identidad–, según el cual, el presidente mantuvo un encuentro de 20 minutos con el presidente de los EEUU, George Bush, en el Kremlin, donde se encontraban ambos con motivo del 60 aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial.

De este encuentro habría una fotografía que no se ha querido difundir. "Mira, te voy a ser franco, Zapatero no ha pedido nunca ver a Bush. Es más, existe una foto de un encuentro informal de veinte minutos entre los dos en el Kremlin, en el 60 aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial, y nunca hemos querido difundirla. No somos tan paletos".

El integrante del equipo de Zapatero prosigue: "Y te voy a decir otra cosa: las relaciones entre España y EEUU son totalmente correctas en materia institucional, económica, comercial, militar y de inteligencia sin necesidad de un encuentro formal entre los dos presidentes. Está claro que Bush es muy conservador y que Zapatero es progresista, y que Bush tiene problemas dentro y fuera de su país, mientras que la España de Zapatero despierta mucha simpatía en Europa, el Magreb y América Latina".

Todo lo anterior es lo que este mes de noviembre llega a los quioscos, en la revista Marie Claire. Pero la trayectoria mediática de Zapatero y de su Gabinete -como reseña la web Libertad Digital- es muy amplia.

Recién estrenado en el poder, la revista Vogue llevó a su portada un reportaje-posado sobre las ministras de cuota. Con el Palacio de La Moncloa como fondo y un exótico estilismo –Armani, Valentino, Roberto Verino– las ministras lucieron moda y pieles. La intención de la directora de arte de la publicación, Elvira Leal, era mostrar "de forma sutil y con mucha armonía" al Gobierno "paritario" que acababa de llegar al poder. La foto dio la vuelta al mundo y alguna de las "modelos" estuvo en aprietos para justificar su ecologismo militante con el hecho de estar sentada sobre pieles naturales.

Otro de los episodios se produjo en la edición europea de la revista Time. Zapatero se sometió a una entrevista que arrojó titulares como este: "La igualdad entre sexos es más efectiva contra el terrorismo que la fuerza militar".

James Graff y Jane Walker, los entrevistadores, también escucharon la autodefensa de Zapatero ante las malas relaciones con EEUU negando que haya respaldado al candidato demócrata a la Casa Blanca, John Kerry.

 “Otros no han hecho lo mismo –afirmó–. En muchas ocasiones escuché al presidente Bush y a miembros de su administración dar un ferviente apoyo a Aznar y al Partido Popular”. “El Presidente Bush nunca me escuchará dar apoyo alguno al candidato Kerry”.

Pero la agencia EFE daba cuenta el 17 de marzo de unas declaraciones del líder socialista a una emisora de radio local en que éste recordaba que había pedido a los españoles que "por una vez fuéramos por delante de EEUU", en referencia a su deseo de que el candidato demócrata venciese en los comicios del dos de noviembre. Otra frase de diseño cerraba este reportaje: “No quiero ser un gran líder; quiero ser un buen demócrata”.

En la revista Zero ya hay dos portadas con el rostro de Zapatero. Una es de antes de ser presidente, "Zapatero no engaña" decía la publicación del lobby gay, refiriéndose a que sería difícil conseguir la adopción por homosexuales. Pero llegó, y con ella otra portada "Zapatero, un país mejor" en el que se incluía un artículo del presidente en exclusiva para la revista.