clipping

«La Razón es como una hija que se ha casado con un catalán»

Daniel Forcada, Jueves, 16 de febrero 2006

El ya ex presidente fundador de La Razón, Luis María Anson, se despedía este miércoles de todos sus cargos honoríficos dentro del periódico. Lo hacía en una dura carta enviada al presidente de Planeta, José Manuel Lara Bosch, en la que aludía “problemas de conciencia” para pedir, incluso, que su nombre deje de figurar en la mancheta del diario. Desde su nuevo cargo en el Grupo Intereconomía, como consejero editorial, Anson explica el porqué de su marcha. Una decisión que, dice, estaba tomada desde que Lara entró dentro de Avui.

{p}¿Por qué se ha decidido ahora a publicar esta carta?
{/p}
{r} Me he esforzado siempre por no perjudicar a La Razón. El cinco de noviembre ya anuncié que iba a apartarme de él de forma gradual y serena para no generar rechazo en algunos de los lectores. Cuatro meses después, he hecho lo que era lógico, pues ahora estoy en el Grupo Intereconomía.
{/r}
{p1}¿Ha roto sus relaciones con el presidente de Planeta?
{/p1}
{r1} Lara se ha portado siempre muy bien y de una forma muy correcta. Lo único que ocurre es que cuando uno ficha por otro grupo y en unas condiciones excelentes, no puede seguir amparando con su nombre a una empresa que, en definitiva, es la competencia.
{/r1}
{p1}¿Ha recibido alguna respuesta por su parte?
{/p1}
{r1} Tengo la impresión de que no piensa venderme el periódico y que mi propuesta se va a quedar en eso, en una propuesta.
{/r1}
{p1} Dice que se va del diario por problemas de conciencia.
{/p1}
{r1} Es malo para La Razón compartir propietario con Avui. Ése ha sido el motivo por el que me he apartado de La Razón. Desde que Lara compró Avui he pensado que era una contradicción permanente. Uno defiende la unidad de España y el otro aboga por la independencia de Cataluña. Ése es el motivo por el que busqué financiación y le ofrecí comprarle el periódico. Ése es el fondo de la cuestión.
{/r1}
{p1}¿Los intereses de Lara en Cataluña condicionan la línea de La Razón?
{/p1}
{r1} Creo que se mantiene en una postura adecuada y coherente. Lara ha sufrido una gran presión política para que comprase Avui. Se puede compartir propiedad con un periódico sensacionalista o extranjero, pero hacerlo con Avui nos creaba a los que representábamos la imagen de La Razón un problema de conciencia. Para mí, esa posición era insalvable. Nunca le he reprochado nada a Lara porque conozco las presiones que ha tenido.
{/r1}
{p1}¿No dice el refrán que el capital tiene intereses, pero no sentimientos?
{/p1}
{r1} Pero los profesionales del periodismo tenemos ideas y convicciones y nos generaba un problema de conciencia. El Avui es un diario muy bien hecho, con un excelente director y tiene derecho a defender lo que quiera. Pero La Razón tiene una postura fundacional que es exactamente la contraria. Cuando me negaron la venta del diario, decidí apartarme. Y lo he hecho de forma gradual para no perjudicar ni a mis compañeros, ni al periódico. La Razón es como una hija mía que se ha casado con un catalán.
{/r1}
{p1} En la carta dice que ha ayudó personalmente a Lara para que fuera nombrado presidente de Antena 3 Televisión. ¿Está decepcionado con él?
{/p1}
{r1} Eso lo comento porque Lara tiene una cierta obligación moral de venderme el periódico, porque soy su dueño moral. Efectivamente, gracias a su presencia en La Razón puede ahora ganar mucho dinero en Antena 3. Con esa frase, sólo quería forzarle a que me lo vendiera.
{/r1}
{p1}¿Cómo ve la situación actual del periódico?
{/p1}
{r1} Muy bien. Tiene un estupendo director y a mi equipo, que son gentes que saben hacer muy bien un periódico. Su éxito ha contradicho a todos los que le auguraban una corta vidadesde su nacimiento.
{/r1}
{p1}¿Es por eso por lo que Lara no se lo quiere vender?
{/p1}
{r1} Habrá que preguntárselo a él, pero creo que, desde el punto de vista político, es conveniente para determinados sectores catalanes tener un diario en Madrid.
{/r1}
{p1}¿Lanzará en Intereconomía un nuevo diario?
{/p1}
{r1} Lo que me apetece hacer, en la que va a ser la última aventura profesional de mi vida, es lanzar el canal de televisión de Intereconomía. Pero un grupo mediático como éste, que aspira a convertirse en uno de los más potentes de España, no puede prescindir en un futuro de tener un diario.
{/r1}