clipping

Un dirigente del PSOE pedirá a su partido que ponga fin a la «sobrefinanciación» de la Iglesia

, Lunes, 4 de octubre 2004
La dirección parlamentaria del PSOE, que encabeza Alfredo Pérez Rubalcaba, habrá de decidir si da vía libre a la presentación de esta enmienda, que Cuesta ya defendió desde la tribuna del Congreso en años anteriores, cuando gobernaba el PP.

Conforme a la legislación vigente, el Estado adelanta a la Iglesia católica una cuantía como anticipo de los ingresos calculados por la vía del 0,5 por ciento de las declaraciones de la renta donde el ciudadano marca la casilla del sostenimiento económico de la Iglesia.

Esa cantidad a cuenta, que se fija anualmente en los Presupuestos, es superior a la recaudación que finalmente se obtiene con el porcentaje del IRPF y sin embargo el diferencial nunca se devuelve al Estado, sino que queda en manos de la Iglesia.

En el proyecto presupuestario del Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero esta situación no ha variado, y en la disposición adicional decimoprimera de la Ley de Presupuestos se concreta que en 2005 los pagos mensuales a la Iglesia serán de 11,78 millones de euros. A continuación se señala que la cuantía adelantada en 2004 se eleva a definitiva, con lo que tampoco habrá devolución al Estado.

240 MILLONES DE MAS EN 10 AÑOS

Según ha venido argumentando Alvaro Cuesta año tras año, ese excedente no reintegrable al Estado supone una sobrefinanciación pública de la Iglesia católica, que en su opinión incumple el artículo 16 de la Constitución referido a la aconfesionalidad del Estado. En el debate presupuestario de hace un año, cifró esa sobrefinanciación en 240 millones de euros a lo largo de la última década.

"Estamos encubriendo un sistema dotacional, de subvención a una Iglesia oficial, como la partida denominada 'retribución de culto y clero' que existía en la época preconstitucional --afirmó hace un año desde la tribuna del Congreso--. Hoy la Iglesia tiene un nivel de discriminación positiva en su favor, superior al existente en España en el momento de la elaboración y aprobación de nuestra Constitución y hay que acabar con esa práctica".

En la enmienda que presentó hace un año en el Congreso y que ahora propondrá a la dirección del Grupo Socialista, Cuesta aboga por una nueva regulación del sistema de asignación tributaria acorde con la concepción "laica, neutral y aconfesional" del Estado y "evitando toda discriminación positiva o negativa entre ciudadanos por sus creencias".

IU-ICV LA PRESENTARÁ

Obtenga o no Cuesta vía libre para presentar esa enmienda, el tema se discutirá en el Congreso porque otro grupo parlamentario, en este caso Izquierda Verde (IU-ICV) ya tiene decidido presentar una iniciativa en el mismo sentido.

Según adelantó a Europa Press el portavoz de Izquierda Verde, Joan Herrera, esta coalición exigirá al Gobierno que, ante los Presupuestos Generales del Estado para 2005, se ponga fin al adelanto que el Estado adjudica a la Iglesia católica con el fin de que esta confesión religiosa "no cobre de más" en relación con las ONG's.

A su juicio, la actual "sobrefinanciación" es de "dudosa constitucionalidad", por lo que es preciso poner fin al sistema vigente, ya sea suprimiendo el adelanto o bien exigiendo la devolución de lo que supere a que efectivamente se recaude vía casilla del IRPF. Para Herrera, esta cuestión debe ser la primera medida de la campaña que el Gobierno socialista piensa emprender para poner fin a los "privilegios" de la Iglesia católica.

En el debate presupuestario de hace un año, el PP, con su mayoría absoluta, 'tumbó' las enmiendas del PSOE y de IU sobre la asignación presupuestaria para la Iglesia, Según el entonces ponente 'popular', Ismael Bardisa, la religión católica es mayoritaria en el pueblo español y, como tal, debe tener una financiación superior, lo cual no debe ser interpretado como discriminación hacia el resto de religiones, sino como respeto a una realidad social.