El Mundo TV engaña a millones de espectadores con el objetivo de promocionar el estreno de la película “El Lobo”, de la que es coproductora

clipping

Melchor Miralles vendió a Telecinco una entrevista con un El Lobo falso al que puso la voz grabada del verdadero infiltrado en ETA

Mate Guerra, Periodista Digital, Martes, 23 de noviembre 2004

Lunes 1 de noviembre de 2004, 19.30 horas. Telecinco emite el reportaje “Operación Lobo” adquirido a la productora El Mundo TV. Cuatro días después se va a estrenar en cines de toda España "El Lobo", película coproducida por Mundoficción --propiedad de Unedisa, editora del diario El Mundo-- en la

Melchor Miralles es conocido en la profesión por medrar atribuyéndose éxitos ajenos, como en el caso GAL.
que el actor Eduardo Noriega interpreta a Mikel Lejarza, un joven vasco que en 1973 se infiltró en ETA logrando que dos años después se desarticulase gran parte de la banda terrorista. Melchor Miralles, director general de El Mundo TV, aparece en pantalla supuestamente en un parque de Bilbao. Enfrente, al otro lado de la mesa de plástico blanca, un hombre de espaldas a la cámara y con la cara distorsionada es supuestamente entrevistado por Miralles. En un momento del reportaje, el hombre al que Melchor Miralles ha presentado como El Lobo dice:  “Primero hicieron cuatro preguntas tontas pero enseguida entraron de lleno a saco”

Lunes 15 de noviembre de 2004, 23.45 horas. Antena 3 emite el reportaje “Lobo: un topo en ETA” producido curiosamente también por El Mundo TV. Pero en este caso el reportaje no ha sido elaborado hace pocos días, si no que ha sido rescatado de la hemeroteca. Se trata de una entrevista que hace bastantes años Antonio Rubio y Manolo Cerdán, cuando componían el equipo de investigación del diario El Mundo, hicieron a El Lobo. En un momento dado, El Lobo afirma:  “Primero hicieron cuatro preguntas tontas pero enseguida entraron de lleno a saco”

Misma respuesta. Misma entonación. La misma voz... pero distinto Lobo.

Arriba, dos fotogramas de Telecinco con El Lobo supuestamente entrevistado por Melchor Miralles. Debajo, dos capturas del reportaje emitido por Antena 3 en el que hace años Rubio y Cerdán entrevistaron al verdadero Lobo.
El más absoluto misterio, hermetismo y silencio rodea los reportajes emitidos con dos semanas de diferencia por Antena 3 y Telecinco. Ambos aseguran ser entrevistas a unos de los personas más enigmáticos de la historia reciente: Mikel Lejarza, El Lobo, que hace más de 30 años se infiltró en ETA y que al que todavía hoy permanece amenazado de muerte por la banda terrorista.

Hubo un detalle que empañó ambos “logros” periodísticos: la imagen de El Lobo nada tenía que ver de una cadena a otra: ¿quién engañó a millones de telespectadores?

Aunque las imágenes que acompañan estas líneas hablan por sí solas, Periodista Digital ha hablado con todos los implicados.

La supuesta entrevista de Melchor Miralles a El Lobo en Telecinco, realizada en un improvisado plató supuestamente en un parque de Bilbao –el mismo donde fue contactado Mikel Lejarza para infiltrase en ETA-- fue vista por casi tres millones de espectadores, siendo líder de audiencia ese día en su franja horaria..

Menos de cuarenta y ocho horas después, una web de Internet lanzaba el primer aviso del fraude. “Melchor Miralles se ha llenado de gloria ajena, algo de lo que ya fue acusado en su más que controvertida intervención en el caso GAL”, aseguraba PRNoticias, que denunciaba que la imagen mostrada por Miralles no tenía relación con la del verdadero Lobo, aunque sí la voz sacada de una antigua entrevista conseguida hace algunos años por los periodistas Rubio y Cerdán, que "tuvieron que comparecer estupefactos a un “robo” sin antecedentes en la historia de la ética periodística, eso de lo que tanto presumen Pedrojota y su Miralles".

Periodista Digital llamó al director general de El Mundo TV para conocer su versión

--¿Melchor Miralles?

--Sí... ¿quién es? 

--Te llamo de Periodista Digital... ¿es cierto que ha engañado a los telespectadores de Telecinco con la imagen de El Lobo?

--Sólo te puedo decir que es El Lobo.

--¿La imagen y la voz? ¿Sólo la voz?

--No permitiré que nadie se haga publicidad a mi costa, sólo eso te puedo decir. Adiós.

Periodista Digital se puso a continuación en contacto con la responsable de Comunicación de Telecinco.

--¿Mirta Drago?

--Sí...

--Quisiera saber la opinión de Telecinco sobre el supuesto engaño en la imagen de la entrevista de Miralles a El Lobo emitida por vosotros el pasado 1 de noviembre...

--No te puedo decir nada porque ese fue un programa comprado a la productora El Mundo TV. No tiene nada que ver con nosotros.

--Pero si no era el verdadero Lobo, millones de espectadores fueron engañados por Telecinco... aunque el responsable fuera Melchor Miralles y El Mundo TV

--Déjame consultar el tema y te llamo mañana.

Tras insistir mucho, la noche siguiente una secretaria de la cadena dio a conocer un mensaje de Mirta Drago.

--Telecinco no hará ninguna declaración alguna sobre el tema. Tenéis que remitiros a la productora El Mundo TV

Dos semanas después, Antena 3 desempolvó de sus archivos la entrevista que años atrás Rubio y Cerdán –por entonces, el equipo de investigación del diario El Mundo-- habían hecho a El Lobo. Ese reportaje lo habían utilizado en un curso de investigación periodística en el Instituto Oficial de RTVE ante una veintena de profesionales. Muchos de ellos todavía lo recuerda vívidamente.

En un especial del programa ‘7 Días, 7 noches’, el lunes 15 de noviembre, Antena 3 transmitió la entrevista a Mikel Lejarza realizada por Rubio y Cerdán. En el documento se podía escuchar la voz de El Lobo pronunciando la misma frase que en la supuesta entrevista de Miralles: “Primero hicieron cuatro preguntas tontas pero enseguida entraron de lleno a saco”

Se dejaba claro que una de las condiciones impuestas por El Lobo para conceder la entrevista a Cerdán y Rubio era que se hiciera con cámara oculta para evitar llamar la atención de viandantes por motivos de seguridad. En cambio, la supuesta conversación de Miralles con El Lobo no sólo no era con cámara oculta, si no que incluso se utilizaban varias cámaras por las que cruzaba gente por delante.

Durante estos últimos días han resultado infructuosas las innumerables llamadas a Cerdán –“habla con mi secretaria”-, Miralles – “se encuentra fuera de Madrid grabando”- , Pedro J. Ramírez –“no da entrevistas a ningún medio”-. Todos son subalternos del director de El Mundo y cobran de la misma empresa, menos Manuel Cerdán que acaba de ser nombrado hace dos semanas director de la revista Interviú del grupo Zeta.

Durante días, se especuló que Rubio y Cerdán querían demandar a Miralles y que habían acudido a la Sociedad General de Autores para asesoramiento legal. El abogado de la SGAE, Pablo Hernández, manifestó a Periodista Digital desconocer si Rubio o Cerdán habían interpuesto denuncia alguna. “Además no creo que este caso sea competencia nuestra, sólo podríamos dar una asesoramiento legal”, explicó Hernández.

¿Quién engañó? ¿Por qué tanto silencio? ¿Cuáles son los límites para bañarse de gloria con exclusivas? ¿Cuáles son los derechos de los telespectadores ante esta situación?

Sólo Antonio Rubio, aunque con monosílabos y tras perseguirle durante mañana y noche, accedió a conversar:

--¿Me confirmas que en la entrevista de Miralles no es El Lobo?

--¿Tu has visto las imágenes? ¿Has visto los dos reportajes?

--Sí, los dos... varias veces. Y hemos comparado al detalle las imágenes...

--Por lo tanto no tengo nada más que decirte. Tú ya eres mayor, eres periodista y sabes apreciar las cosas. Creo que como persona sagaz y como persona que ha documentado los hechos, tú sabes lo que tienes que hacer y lo que tienes que decir. Y entiéndeme que yo no puedo decirte nada más.

--¿No puedes?

--No puedo comentarte nada más.

--¿No puedes o no quieres?

--No tengo nada más que comentarte...