Juan Antonio Martínez Camino afirmó este martes que el preservativo "tiene su contexto en una prevención integral y global del sida".

clipping

La Iglesia rectifica a su portavoz y dice que el uso del preservativo es contrario a la moral

RD, Miércoles, 19 de enero 2005

El secretario del espiscopado, padre Juan Antonio Martínez Camino, ha rectificado su pronunciamiento del martes a favor del preservativo. Lo ha hecho en través de un comunicado publicado en la página web de la Conferencia Episcopal en el que se afirma que "no es cierto que haya cambiado la doctrina de la Iglesia sobre el preservativo".

En la nota, hecha pública 24 horas después de las declaraciones de Martínez Amigo, la Iglesia sostiene que "el uso del preservativo implica una conducta sexual inmoral" y por eso "no es posible aconsejar el uso del preservativo".

La nota agrega que, durante la entrevista de ayer, "se explicó" a la ministra Elena Salgado "que no son ciertas las afirmaciones que aseguran que la Iglesia, cuando promueve el recto uso de la sexualidad humana, encauzada por la virtud de la castidad, se sitúa en contra de las recomendaciones científicas a la hora de prevenir el contagio de SIDA".

Por el contrario, añade la nota, "la abstención de relaciones sexuales indebidas y la fidelidad mutua entre los cónyuges, constituyen la única conducta segura generalizable frente al peligro del SIDA. Las recomendaciones de los expertos en salud pública coinciden en esto con la doctrina moral de la Iglesia".

El portavoz de la Conferencia Episcopal había declarado tras una reunión con la ministra de Sanidad, Elena Salgado, que la Iglesia Católica está "muy preocupada y muy interesada" por este "problema grave" y que los preservativos "tienen su contexto en una prevención integral y global del sida".

El Vaticano no se ha pronunciado

Aunque la Santa Sede no llegó a pronunciarse ofialmente sobre el anuncio de ayer, varias voces se mostraron escépticas ante el anuncio realizado por el obispo Martínez Camino.

El mes pasado, con motivo de la Jornada Mundial del Sida, el Vaticano volvió a recordar en un mensaje escrito por el presidente del Consejo Pontificio de la Salud, el cardenal Javier Lozano Barragán, que la epidemia se combate con la castidad.

No obstante, desde el exterior de la Curia Romana comienzan a oírse algunas voces que apoyarían la idea de dar el visto bueno al preservativo, como la del arzobispo de Bruselas, el cardenal Godfried Danneels, considerado como "papable" y que hace algunas semanas en una intervención en la televisión holandesa comentó que "no se puede poner en el mismo nivel el preservativo como instrumento de control de los nacimientos o como instrumento de defensa contra el virus del sida. En este caso es un mal menor para defenderse de la enfermedad".


Como complemento a la abstinencia y la fidelidad

La Iglesia española, a favor del preservativo para prevenir el sida

En un giro histórico, la Iglesia española acepta la utilización del preservativo para combatir al SIDA. Como complemento a la abstinencia y a la fidelidad. Así lo dijo el secretario y portavoz de la Conferencia Episcopal, padre Juan Antonio Martínez Camino, tras la reunión que mantuvo ayer, en la sede del Ministerio de Sanidad, con la titular del ramo, Elena Salgado.

"Los preservativos tienen su contexto en una prevención integral y global del SIDA", dijo el jesuita. Y no añadió nada más. Aunque volvió a recalcar que la Iglesia está de acuerdo con la "Estrategia ABC", siglas inglesas de abstinencia, fidelidad y preservativo. ¿Comulga el episcopado con la aseveración de su portavoz o Martínez Camino va por libre? ¿Saldrá hoy de nuevo a la palestra el secretario de los obispos para desdecirse o acusar a los medios de "interpretaciones malintencionadas"?

Nunca la Iglesia católica se había puesto abiertamente a favor del condón. Ni siquiera para prevenir el flagelo del sida. Pero hablar y cruzar datos da frutos. Ayer, tras la reunión que mantuvo con la ministra de Sanidad, Elena Salgado, el secretario del Episcopado, Juan Antonio Martínez Camino, afirmó: «Los preservativos tienen su contexto en una prevención integral y global del sida».

El portavoz del Episcopado hizo estas sucintas declaraciones tras la reunión de hora y media que mantuvo ayer en la sede del Ministerio de Sanidad con su titular. El primer encuentro entre dos altos dirigentes de ambas instituciones, que, según el padre Martínez Camino, fue «muy distendido y amable». Con un objetivo concreto: acercar posturas en la lucha contra el sida. Y parece que lo consiguieron.

El secretario de los obispos recalcó que, en contra de lo que dicen algunos medios de comunicación, la Iglesia católica está «muy preocupada y muy interesada por este grave problema». A su juicio, la estrategia de la Iglesia frente a esta enfermedad «está avalada por propuestas científicas».

Se trata del documento titulado Ha llegado el momento para una base común en la prevención de la transmisión sexual del sida, firmado por más de 150 expertos de 36 países. Los promotores de este texto, publicado el 26 de noviembre en la revista The Lancet, apuestan por la denominada Estrategia ABC, siglas inglesas de abstinencia, fidelidad y condón. La postura de la Iglesia «coincide básicamente» con esta estrategia, como ha precisado el portavoz de los obispos. Incluido el uso del preservativo.

Pero a Elena Salgado le sobraban ayer dos de las tres letras de la Estrategia ABC. La ministra dijo al secretario general de los obispos que la abstinencia, «aun siendo efectiva, no es una propuesta realista para la inmensa mayoría de los ciudadanos».Y, respecto a la fidelidad, Salgado tiró de género. «Muchas mujeres contraen sida a causa de los comportamientos de otros, infectándose en relaciones heterosexuales con sus maridos o parejas estables.Para ellas, el matrimonio, la unión estable y la fidelidad no son, necesariamente, una protección contra el VIH».

{imagenleft}http://www.periodistadigital.com/imgs/20050119/Religion.jpg{separador}Elena Salgado, ministra de Sanidad y Juan Antonio Martínez Camino, portavoz del episcopado{/imagenleft}Uno de los objetivos de la reunión era acabar con «determinados prejuicios» sobre la postura de la Iglesia en la prevención del sida, decía Martínez Camino.

Sobre todo, el hasta ahora tabú preservativo. Porque el 29 de noviembre, el propio Martínez Camino negó que el condón evitase el contagio del sida, elevó al 15% el riesgo de contraer la enfermedad si se usa el profiláctico y aconsejó fidelidad, abstinencia y castidad.

Ayer, en su estilo educadamente firme, la ministra Salgado pidió al secretario Camino que la Iglesia no ponga en duda la validez del condón.

Tenía al lado el informe que Naciones Unidas terminó en julio de 2004 y que tituló Preservativos y Prevención del VIH. El documento cuenta que el condón «es la única y más eficaz tecnología disponible hoy día para reducir la transmisión sexual del VIH y otras infecciones de transmisión sexual».

Salgado recordó a Camino que Sanidad intenta proteger la salud «de todos los ciudadanos, independientemente de su credo».

Aplauso homosexual

La presidenta de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (FELGT), Beatriz Gimeno, expresó ayer su satisfacción porque la Iglesia católica española haya rectificado y haya avalado el uso del condón como una fórmula más para prevenir el sida.

«Me parece que era absolutamente inevitable» que la Iglesia católica cambiara de postura», manifestó Gimeno.

La activista del movimiento homosexual se mostró prudentemente esperanzada con el futuro: «Si es así, creo que significa un cambio que espero que siga la Iglesia católica en otros países.Ojalá que esto sea cierto. Y es que no me lo acabo de creer», dijo Beatriz Gimeno a la agencia Servimedia.

Finalmente, la presidenta de la FELGT apostó por que la Iglesia católica cambie también «en otras cuestiones».

 



Salas de Prensa
telefonica
Gas Natural fenosa
Banco Santander
Iberdrola
Repsol
La Caixa
Iberia
Ifema
Publicidad
Aviso Legal | Política de Privacidad | Protección de Datos | sugerencias@periodistadigital.com | Publicidad | Quiénes Somos | Copyleft
PERIODISTA DIGITAL, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05