clipping

«Al abuelo de ZP se le consideraba una especie de traidor y de agente doble»

Juan C. Osta, Miércoles, 22 de noviembre 2006

"Un ansia infinita de paz". Así terminaba el discurso de investidura el presidente del gobierno de España, Rodríguez Zapatero, apoyándose en el testamento de su abuelo, fusilado del bando republicano en el año 36. Isabel Durán y Carlos Dávila, dos moscas cojoneras de Ferraz, se han arremangado las mangas de la camisa y se han puesto manos a la obra desempolvando archivos. Y lo descubierto se las trae. 

"Lo que hemos hecho es demostrar que toda la Ley de Memoria Histórica y la gran revancha histórica tienen como embrión una mentira." En el PSOE trinan y ya amenzan con sacar a pasear otros abuelos. "La Gran Revancha" (Temas de hoy), la verdad documentada sobre el capitán Juan Rodríguez Lozano. El abuelo.

{p}Arrancáis el libro con lo que le sucedió a María Jesús, la madre de Irene Villa, con Zapatero en La Moncloa. ¿Consideráis paradigmático ese momento del verdadero talante del presidente del Gobierno?{/p}

{r}Lo arrancamos de esa forma porque ahí se demuestra muy claramente cuál es la personalidad de este hombre. Quiere comparar el fusilamiento de su abuelo, que es un señor que había participado en la guerra, con un historial discutible como demostramos en el libro, con una pobre chica a la que intenta asesinar, y casi asesina, la banda terrorista ETA. Y ahí contamos todo lo que de verdad sucedió aquel día en La Moncloa. La clave es que él centra en la figura de su abuelo todo su afán de revancha.{/r}

{p1}¿Os pusistéis a investigar la historia del capitán Rodríguez Lozano porque nos os fiabáis de lo que contaba el propio Zapatero?{/p1}

{r1}Yo creo que es una obligación de cualquier periodista contrastar absolutamente todo aquello que vende el poder, intentar comprobar si es real o no. Y Zapatero ha sido el que ha traído la figura de su abuelo a primera línea de la política y lo único que hicimos fue acudir a los archivos históricos para comprobar, para conocer a fondo quién era, para intentar comprender la Ley de Memoria Histórica, y la sorpresa fue que nos encontramos en esos archivos históricos documentos sobre la vida de su abuelo que contradicen completamente la versión que Zapatero ha dado siempre sobre el capitán Rodríguez Lozano. Y, en efecto, nosotros fuimos los primeros sorprendidos.{/r1}

{p1}¿Qué es lo que habéis descubierto que no coincida con lo que se nos ha contado?{/p1}

{r1}Cuando Zapatero se convierte en Secretario General del PSOE, en el año 2001, erige un monumento a su abuelo en los montes de León, en un lugar del frente donde nunca se incorporó el abuelo de Zapatero. Él estaba por ahí cerca cuando estalla la Guerra Civil, pero él no se incorpora en el frente republicano, donde la lucha fue durísima y encarnizada. Él se va a León capital, donde es detenido porque esa ciudad ya era nacional. Hay un viejo socialista de León, que está en la carcel del abuelo de Zapatero, que dice que es rarísimo que estando al lado del frente republicano se vaya a la zona nacional. Y ahí, ¿qué es lo que ocurre? Pues que no se fian del abuelo de Zapatero, es detenido y posteriormente fusilado. Es la la primera custión.

Segunda aportación. Tenemos toda la trayectoria del abuelo, que aparece en el expediente  militar, donde se le considera una especie de traidor y de agente doble, donde se descubre la carta al director de El Socialista ofreciéndose de informador, donde en esa misma carta se le califica como jefe del servicio de espionaje en un cuartel de León... 

Y la tercera aportación, es la pertenencia del abuelo de Zapatero a la masonería. A partir de ahora su pertenencia está probada; absolutamente incontestable. Lo curioso de la logia del abuelo de Zapatero, que se llama Emilio Menéndez Pallarés, número 15, que está justo enfrente de la catedral de León, es que el propio presidente, tres días antes de aprobar la Ley de la Memoria Histórica se plante en la logia del abuelo y que lo oculte tanto la institución, a la que se le ha dado mucho dinero público para que abriera sus puertas, como el propio Zapatero. Tres días después aprueba la ley más sectaria y guerracivilista que jamás se hubiera podido pensar.{/r1}

{ladillo}Los medios de comunicación se han puesto de espaldas a lo que es simplemente documentación histórica{/ladillo}

{p}En el libro no lo aseguráis, pero dáis indicios de que el presidente del Gobierno podría ser masón. {/p}

{r1}Están los indicios que acabamos de contar. Pero además, recogemos las declaraciones de un masón, que las sacó Ricardo de la Cierva, un jefe de la masonería americana-hispana, y un libro del mayor hispanista francés que hay hoy día que afirma literalmente que es francmasón. Nosotros, además de recoger estos testimonios, lo que hacemos es sacar a la luz este hecho, que para nosotros es fundamental. Pero, aunque sea verde y con asas, nosotros no podemos asegurar nada, porque, además, hemos preguntado al Gran Maestre y nos ha dado la callada por respuesta.{/r1}

{p1}No obstante, si Zapatero fuera masón, tendría derecho a reservarlo dentro de su intimidad. ¿Por qué el empeño de sacarlo a la luz?{/p1}

{r1}Eso, por supuesto. Lo que ocurre es que la masonería tiene una enorme capacidad para trabajar a favor de los intereses de la orden. En muchos sitios de Europa hay masones reconocidos que trabajan sencillamente para poner negro sobre blanco las ideas masonas. Y, por otra parte, los términos diálogo, tolerancia, talante, están sacados estrictamente de tenidas masónicas. Pero que sea masón o deje de serlo no importa.{/r1}

{p1}Escribía una elogiosa columna Francisco Umbral en El Mundo y decía: " El libro de Durán y Dávila destaca por su energía informativa, aunque sus arrebatos desde la derecha son evidentes."{/p1}

{r1}Este no es un libro de adjetivos. Es un libro de documentos. Nosotros somos muy dueños de tener la idiología que nos dé la gana. Lo que queremos dejar claro es que nosotros no hemos ido a por Zapatero. Lo que hemos hecho es demostrar que toda la Ley de Memoria Histórica y la gran revancha histórica tienen como embrión una mentira. Eso es lo que hemos demostrado.{/r1}

{p}¿Ha escocido el libro en Ferraz?{/p}

{r1}Absolutamente. Estamos recogiendo información para luego contar una serie de datos. Pero lo principal es la censura que viene impuesta por órdenes firmes de Ferraz y el Gobierno para que no entre este libro en ningún lado. Y esto es monumental, como pocas veces ha ocurrido en este país. Y, muy a su pesar, " La Gran Revancha" ha sido el segundo más vendido desde que ha salido en toda la semana. Lo que es cierto es que este libro ha causado enorme indiganción en el propio Zapatero y en su partido. Y los medios de comunicación se han puesto de espaldas a lo que es simplemente documentación histórica.{/r1}

 




Salas de Prensa
telefonica
Gas Natural fenosa
Banco Santander
Iberdrola
Repsol
La Caixa
Iberia
Ifema
Publicidad
Aviso Legal | Política de Privacidad | Protección de Datos | sugerencias@periodistadigital.com | Publicidad | Quiénes Somos | Copyleft
PERIODISTA DIGITAL, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05