Moto teme ser asesinado por el Gobierno español

clipping

«Quieren eliminarme»

Periodista Digital, Miércoles, 27 de abril 2005
Severo Moto ha aparecido. Lo hace una semana después de que saltaran las alarmas por encontrarse en paradero desconocido tanto para los miembros de su Gobierno en el exilio, el de Guinea Ecuatorial, como para el Ministerio de Asuntos Exteriores español. Aparace para revelar que desde hace un mes está escondido en Zagreb por temor a que el Gobierno atentase contra su vida. Asi lo ha confirmado al semanario croata "Globus".

Sin embargo, el Ministerio de Asuntos Exteriores español no tiene confirmación sobre el paradero del líder opositor ecuatoguineano Severo Moto y sigue "investigando", según señalaron a Europa Press fuentes de la Dirección General de Comunicación Exterior.

"El Gobierno español - ha declarado el líder opositor guineano a "Globus"sabe que no podrá mandar en mi país cuando yo llegue a ser presidente de Gobierno, de modo que quieren deshacerse de mi de cualquier forma".

Se marchó a Zagreb el pasado 20 de marzo para gestionar una serie de contratos con hombres de negocios de aquel país. Desde entonces, nada se sabía del autoproclamado presidente en el exilio de la antigua colonia española. Un misterio que le llevó desde Croacia a cualquier punto de Europa del Este y desde allí a África central. Aunque los que viajaban eran los rumores. Moto permaneció desde es 20 de marzo oculto en la ciudad croata.

¿Por qué querría el Gobierno Zapatero elimiar a Moto? "Como líder opositor y el político más popular en mi país me convertí en un obstáculo para acuerdos con el dictador Obiang y por eso quieren eliminarme". Acuerdos, dice el líder guineano, para obtener derechos de explotación de petróleo. Serían estos acuerdos, bajo la presión de la petrolera española Repsol, los que habrían hecho al Gobierno español aceptar el encargo del presidente guineano, Teodoro Obiang, ara acabar con la vida de Moto

En la entrevista concedida a "Globus", Moto ha asegurado que el Gobierno español le aconsejó a través de amigos que abandonase España para no entorpecer las relaciones entre Madrid y Malabo; luego le amenazó de muerte para después comenzar a organizar su asesinato. "Dentro de poco regresaré a España. Si me mataran ahora, todos sabrían quién encargó el asesinato. Y el Gobierno español no se puede permitir tal escándalo".

La aparición de Moto no ha sorprendido sólo al Gobierno español. El número dos del Partido del Progreso que lidera el Gobierno guineano en el exilio, Armengol Engonga, ha declarado a elmundo.es que Moto no se ha puesto aún en contacto con él, aunque ha expresado su "plena alegría por conocer por fin que nuestro líder se encuentra vivo".