El cardenal Cañizares replica a monseñor Blázquez

clipping

«Gobierno, educador moral»

RD, Martes, 4 de septiembre 2007

El cardenal arzobispo de Toledo, Monseñor Antonio Cañizares ha manifestado que la Iglesia católica debe actuar contra la asignatura Educación para la Ciudadanía y es que a su juicio el “Gobierno no puede imponer un modelo de Educación moral”.

Desde La Mañana de COPE, Monseñor Cañizares ha asegurado que EpC supone una “imposición” del Ejecutivo de Zapatero y ante ello, ha defendido el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos. “Con la imposición de Educación para la Ciudadanía, el Estado se convierte en el formador moral de los ciudadanos”, así, valora Monseñor Cañizares la nueva asignatura que se impartirá en once Comunidades Autónomas en el nuevo curso escolar.

Según Cañizares, con tales imposiciones se demuestra que la Iglesia Católica se ha convertido en un enemigo a batir...”postura equivocada”, ha señalado el Cardenal Arzobispo de Toledo, cuya primera consecuencia es la reducción de las libertades ciudadanas. Monseñor Cañizares ha hecho un llamamiento a los miembros de la Iglesia y los creyentes que se sientan agredidos por la asignatura, para que utilicen los instrumentos existentes contra la imposición.

Por último, con ésta nueva asignatura, ha recordado Cañizares, el Estado está actuando de forma anticonstitucional porque se está imponiendo la moral.

Desde la Conferencia Episcopal, recuerda el  Cardenal Arzobispo de Toledo, es necesario poner en marcha nuevas alternativas al modelo social de Zapatero. Para ello, asegura, la Iglesia Católica posee un fuerte instrumento: “La Escuela Católica”.

"No puedo estar de acuerdo con la legislación que se ha hecho sobre el matrimonio, sobre la vida, sobre la experimentación con embriones, yo no puedo estar de acuerdo con los reales decretos que desarrolla Educación para la Ciudadanía, con la falta de libertad, porque detrás de todo eso hay una visión del hombre. Modernización no quiere decir ir en contra del hombre separado de Dios". El prelado ha sido tajante: "Modernización no quiere decir quebrar la libertad del hombre".
 
Al respecto de lo que entiende como modelo de sociedad que está imponiendo este Gobierno, Cañizares ha apuntado: "Hay un proyecto –de Zapatero– enormemente coherente y lo está llevando a cabo a rajatabla y con precisión y con unos objetivos muy claros en la mentalidad que hay que difundir y en todos los medios que hay que utilizar para hacer ese proyecto de hombre y sociedad, pero ¿se puede imponer como se está imponiendo?".
 
Para imponer todo esto hay –ha añadido– una serie de medios como son "las series de televisión, toda una campaña y una propaganda ideológica permanente a través de una serie de artículos perfectamente instrumentados. Hay toda una serie de cosas que se hace de una manera muy subrepticia". El cardenal obispo de Toledo entiende que "habría que ver si todo ese modelo de sociedad está desarrollado en la LOE en ese proyecto de Educación para la Ciudadanía dirigido a adoctrinar a los ciudadanos".