GOLF-COLOMBIA

clipping

Camilo Villegas, el "hombre araña" colombiano logra su sueño en la PGA

Agencia EFE, Lunes, 8 de septiembre 2008
Pasaron 86 torneos, 17 ubicaciones entre los diez mejores de un certamen, 59 cortes superados, tres segundos lugares, casi tres años en el circuito más importante del golf y muchos, muchísimos días de práctica para que el colombiano Camilo Villegas lograra su gran sueño: ganar su primer título en la PGA.

Además, el hombre nacido el 2 de enero de 1982 en Medellín, escogió un escenario bastante exclusivo para alcanzar el título, el BMW Championship, un certamen reservado únicamente para los 70 mejores jugares del circuito estadounidense y que le sirvió para quedarse con un cheque de un millón 260.000 dólares.

Villegas se impuso a pesos pesados como los estadounidenses Dudley Hart, Jim Furyk y Anthony Kim, el canadiense Stephen Ames, el surcoreano K.J. Choy.

En el torneo también participaron figuras de la talla del estadounidense Phil Mickelson, el fiyiano Vijay Singh, el irlandés Padraig Harrington, el español Sergio García, mejor amigo del colombiano en el circuito, en su orden el dos, tres, cuatro y cinco del mundo.

"Es mucho trabajo, mucho sacrificio. Se me cruzan tantas cosas por la cabeza. Es realmente maravilloso estar aquí en este momento", declaró el golfista antioqueño, de 26 años, al termino del certamen.

Este triunfo no es una casualidad en la historia del colombiano.

Desde muy temprano Villegas se destacó en su país y ganó los títulos de campeón nacional infantil, juvenil, de mayores y en 1999 fue declarado el Mejor Jugador de Año de Colombia.

Esas actuaciones le valieron para ganarse una beca en la Universidad de Florida, donde se formó como administrador de empresas y obtuvo ocho títulos individuales entre 2000 y 2004.

Además, en 2003, fue declarado "Jugador del Año" y "Atleta del Año" por la SEC Conference en Estados Unidos.

Estaba claro que sus condiciones y pergaminos le daban para convertirse en profesional en este deporte y así lo hizo en 2004, año en que intentó conseguir su cupo en la PGA Tour, pero no le alcanzaron su deseo y sus ganas pues sólo logró superar cinco de los diez cortes en los torneos que participó.

Los resultados le sirvieron para acceder al circuito alterno del PGA, el Nationwide Tour, que ya había sido cuna de otros grandes jugadores y que entrega veinte carnés con privilegios completos para disputar el PGA, en 2006.

En ese 2005, durante su paso por el Nationwide, el colombiano participó en 27 campeonatos, logró nueve "top-ten" y terminó trece en el listado de ganancias, lo que le serviría para ganar su boleto en el PGA Tour y, además, para destacarse por su potencia y su pose de "hombre araña" para leer los "greens".

Esas características, además de sus pintorescas vestimentas y sus llamativos músculos, le sirvieron para llamar de entrada la atención a su llegada en al circuito más importante del golf mundial en el 2006. Poco pasó para que fuera asunto central en revistas como "Golf Digest", "G.Q." y para que "People" lo destacará como uno de los deportistas con mayor proyección en el futuro.

En esa primera temporada Villegas fue uno de los mejores novatos del PGA. Recaudó el dinero suficiente para refrendar su carné para la temporada 2007 y comenzó a encumbrarse como un de las estrellas nacientes del circuito.

En el tercer torneo que jugó, el FBR Open, quedó segundo detrás del estadounidense J.B. Holmes, con quien venía de jugar en el Nationwide y, más adelante se dio a conocer en todo el circuito tras quedar segundo en el Ford Championship at Doral, certamen en el que también terminó de segundo y en el que únicamente fue superado por Tiger Woods, el indiscutible número uno mundial.

Los éxitos de Villegas, cuyo hermano Manuel también es golfista y acaba de ganar el Abierto de su país, sirvieron, además, para que una cadena de televisión colombiana comprara los derechos exclusivos de los todos los torneos de la PGA.

En 2007 Villegas no bajó el ritmo, aunque sí comenzaron a presentarse críticas de los expertos, especialmente por su desempeño con "putt", el talón de aquiles en las primeras campañas del colombiano, reconocido con uno de los golfistas que más fuerte le pega en la PGA.

Pero siempre mantuvo la cabeza fría y sabía que si en algún deporte la paciencia cumple un papel determinante, ese es el golf.

Por eso trabajó muy fuerte desde finales de la temporada del año pasado y pasó de terminar en el puesto 102 (2006) y 86 en el 2007, al lugar 27 en promedio de "putts" por ronda.

Por eso este triunfo, así como lo demás en la vida de Villegas, que destaca al español Sergio García como un de sus mejores amigos del circuito, no ha sido parte de la casualidad sino como consecuencia de un proceso que está rindiendo sus frutos y que, seguramente, así como hoy lo vieron levantando su primer trofeo, lo tendrán peleando por muchos más título en e futuro.