Opinión
Manifestación en contra de ETA

He acudido el domingo 10 de marzo 2019, ¡A LAS 10 DE LA MAÑANA!, en el Museo de las Peregrinaciones de Santiago de Compostela (Galicia-España), al homenaje a los guardias civiles gallegos, Constantino Limia y Pedro Cabezas, que fueron asesinados, el 10 marzo 1989, por la banda terrorista socialista-comunista, marxista-leninista internacionalista, GRAPO, cuando dicho edificio era la sede del Banco de España y que querían robar.

Los guardias civiles, Pedro Cabezas y Constantino Limia, murieron en acto de servicio defendiendo el Orden Democrático Constitucional de España, de la nación española.

Acudí a este justo, necesario y muy merecido acto de homenaje a las víctimas del terrorismo por defender España, porque me avisó mi amiga, la gallega Fina Saavedra, la viuda del guardia civil gallego Ricardo Couso, que fue asesinado por la banda terrorista socialista-comunista marxista-leninista nacionalista, ETA, en Vizcaya, en 1991, cuando llevaba, a su hijo pequeño, al colegio.

Con La viuda Fina Saavedra y otras víctimas del terrorismo como Rita Cabezas (hija del guardia civil, Pedro Cabezas, asesinado por el GRAPO), Mapi de las Heras (viuda del abogado vasco Fernando Múgica Herzog, miembro del PSOE y asesinado por ETA en San Sebastián, en 1996, delante de su hijo Jose Maria) etc., una serie de amigos, personas e instancias, hemos venido organizando, en Santiago de Compostela y otras partes de Galicia, diversos actos, concentraciones, manifestaciones, etc., en defensa de las víctimas del terrorismo y, entre otras cosas, para que nuestras autoridades públicas, todos los representantes y fuerzas públicos, especialmente los más responsables, tomen las debidas medidas y apoyen los debidos protocolos a escala local-municipal (de donde son las víctimas del terrorismo y donde, necesariamente, deben ser honrados), provincial, autonómica, nacional e internacional; apoyen los debidos protocolos para que las víctimas del terrorismo en España, y como viene sucediendo en otras grandes naciones democráticas de las que forma parte España, y que murieron, dieron sus vidas en la defensa y protección de España, de la nación española y de su Orden Democrático Constitucional; para que todas las víctimas del terrorismo en España tengan el muy justo, necesario y merecido reconocimiento, homenaje permanente.

En este sentido, creo que deben tomarse todas las medidas necesarias a escala municipal-local, provincial (Diputaciones, etc.), autonómica (Gobiernos autonómicos, etc.), nacional (Gobierno central español, etc.) e internacional (Unión Europea y otros organismos internacionales); deben tomarse todas las medidas protocolarias y necesarias para que dicho reconocimiento y homenaje a las víctimas del terrorismo, se lleve a cabo como es debido y, además, tenga la debida proyección pública en los medios de comunicación y demás instancias de encarnación y socialización de valores como la educación, universidad, cultura, justicia-seguridad, etc.

Es inadmisible, intolerable que se vengan haciendo diversos actos, homenajes, recibimientos públicos a terroristas etarras, de Terra Lliure, a terroristas de diferentes partes de España, culpables de asesinatos, atentados terroristas, etc. y donde se queman, denigran, injurian, calumnian, ofenden, atacan muy gravemente, etc.: la bandera española, la imagen, figura del Rey, otros símbolos nacionales constitucionales españoles, etc. Se deben tomar medidas democráticas, legales, firmes y eficientes, para evitarlo, para evitar esta continua incitación al odio, el racismo supremacista, superiorista en sus diferentes versiones (genético-de apellidos, ideologicísta, de viejos y nuevos fanatismos, fundamentalismos, etc.), la violencia terrorista material, inmaterial, etc.

Para colmo, exterroristas de ETA, Terra Lliure, etc., como Otegui y otras personas condenadas por terrorismo, vienen liderando el proceso golpista e ilegal que está en marcha en Cataluña, dentro y fuera de España (Cuba comunista, Foro neocomunista de Sao Paulo 1990 y sus fuerzas y regímenes neocomunistas, izquierdistas; Rusia putinista; China comunista; Irán fundamentalista, etc., que quieren desestabilizar la nación española, la Unión Europea, etc.); proceso golpista e ilegal contra España, la nación española, su Constitución, el español, etc. Estos exterroristas salen, muy positivamente, en los medios de comunicación, incluidos los públicos, son recibidos por parlamentos, gobiernos autonómicos, etc.

SOBRE LOS HOMENAJES A LAS VICTIMAS DEL TERRORISMO

Me ha llamado mucho la atención que, en el homenaje (domingo 10-03-19) a los guardias civiles asesinados en lo que es hoy el Museo de las Peregrinaciones de Santiago de Compostela, no se haya cuidado el protocolo como es debido y, así y entre otras cosas, no haya figurado la Bandera Nacional de España en ningún lugar y la de Galicia solo cubriendo la placa, colocada en este edificio, en homenaje a los guardia civiles asesinados; placa que no dice que dichos guardia civiles, Constantino Limia y Pedro Cabezas, murieron en acto de servicio; murieron por defender a España y su Orden Democrático Constitucional; tampoco, en este homenaje a los guardias civiles asesinados por el GRAPO, intervinieron las debidas autoridades, representantes públicos, al más alto nivel, del Gobierno central español, Gobierno autonómico gallego y Gobierno local de Santiago (con la presencia de los ayuntamientos donde nacieron los guardias civiles asesinados y donde se les debería rendir el debido, justo y merecido reconocimiento de su pueblo, patria chica).

En este acto a los guardia civiles asesinados por el GRAPO cuando cumplían su servicio público, su función militar (la guardia civil es un cuerpo de naturaleza militar), se cito muy poco a España, prácticamente nada en dicho acto, y mucho menos a la nación española y cuando los guardias civiles murieron asesinados en Galicia, País Vasco, en toda España, dentro y fuera de España, por defender España, la nación española y su Orden Democrático Constitucional y que es también el Orden Democrático Constitucional, no sólo español, sino internacional, tal y como reza en la vigente Constitución democrática española de monarquía parlamentaria de 1978.

Se hizo un minuto de silencio por los guardias civiles asesinados, pero no se emitió ni el Himno Gallego ni el Himno Español. Lo que se viene haciendo en los homenajes a las víctimas del terrorismo en las naciones democráticas más desarrolladas y avanzadas, de las que forma parte España, la gran nación española. En dichas naciones, además, se canta, emocionada, muy sentidamente el Himno Nacional, pero el nuestro, el español, no tiene letra y debería tenerla para que todos los españoles pudiésemos cantarla y, especialmente, en justos, necesarios y merecidos homenajes a las víctimas del terrorismo, como el que estamos comentando.

En este homenaje intervinieron cuatro músicos del ejército español, en concreto, saxofonistas, que interpretaron música, varias piezas que no era española, cuando en España tenemos una música excelente.

En la sala donde intervinieron y se desarrolló el acto, además de la entrada del edificio donde se puso la placa en honor de los guardias civiles asesinados; en ambos lugares no figuró, en ningún momento, la Bandera de España y al final del acto no se tocó, emitió el Himno Nacional de Galicia y España, como he señalado.

El acto fue a las 10 de la mañana. Creo que se debería convocar a otra hora, anunciarlo como es debido, como se hace en otros muchos actos y para que el pueblo gallego y español pudiesen participar, activamente, en un acto patriótico tan importante y rendirle el reconocimiento y homenaje que merecen las víctimas del terrorismo (gran parte, miembros de las fuerzas de orden y seguridad de España, la nación española) y que dieron sus vidas por defender nuestra libertad, seguridad, etc., por defender España, la nación española y el Orden Democrático Constitucional Español, es decir, el Imperio de la ley y el Estado de derechos y deberes deontológicos, debidamente regulados.

Creo que es muy urgente, justo y necesario que las autoridades públicas españolas, que intervienen en este tipo de actos, que los representantes, responsables públicos españoles, y que tienen un gran número de asesores, etc., teniendo en cuenta la mejor legislación comparada en este campo, los mejores ejemplos de reconocimiento y homenaje a las víctimas del terrorismo, hagan los debidos, muy justos, necesarios y rigurosos protocolos, y los apliquen como es debido. Lo que también pasa en otros sectores, campos sociales, pues, la vieja y nueva Leyenda Negra contra España, la gran nación española, lo Políticamente Correcto contra España, etc. esta muy vigente...

Fdo. Miguel Cancio, socio fundador del Foro Constitucional Compostelano, economista y sociólogo, profesor jubilado de Sociología de la Universidad de Santiago de Compostela; Página Web: miguelcancio.com; Blog: miguelcancio.blogspot.com; Santiago de Compostela (Galicia-España), martes 12-03-19