Opinión
RTVE, censura, manipulación, propaganda y sectarismo. EP