Opinión
El presidente autonómico catalán, Quim Torra, y el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez. EP